Resultado engañoso en el Di Stéfano, pues no fue hasta el minuto 72 cuando el Castilla consiguió abrir el marcador. Victoria sufrida de los chicos de Solari por 3-1, que suman otros tres puntos más para mantenerse en la parte alta de la clasificación e invictos. El Navalcarnero por su parte, mostró una muy buena versión en su visita al feudo blanco y le puso las cosas muy difíciles al primer filial madrisdista dando la cara en todo momento.

Llegaba la jornada 6 al Di Stéfano con un derbi madrileño, que abriría la tarde de fútbol sirviendo de aperitivo al que se viviría horas más tardes en el Bernabéu entre el Real Madrid y el Atlético. El Castilla, que llegaba invicto y segundo en el clasificación liguera, se mediría al Navalcarnero que llegaba de ser goleado en casa por 4-2 frente al Atlético B.

Comenzaba el encuentro como suele ser habitual en el feudo blanco, con el conjunto blanco con la posesión del esférico pero sin apenas ocasiones en los primeros compases del encuentro. El Navalcarnero por su parte, salió con las ideas bien claras de no dejar ninguna comodidad al conjunto de Solari con una presión bastante adelantada y efectiva. Pasaban los minutos y el conjunto rojiblanco se empezaba a venir arriba y contaría con la primera ocasión clara del encuentro. Bermejo, tras una gran jugada individual por banda, le cedería el balón al borde de la frontal a Fran Santano, que con un buen golpeo de interior mandó el balón al lateral de la red.

realmadrid.com

La más clara para el Castilla en esta primera mitad, llegaría a balón parado tras una jugada de estrategia. Martín fue el encargado de rasearle el cuero desde el lateral derecho de ataque blanco, para Seoane, que tras un par de bloqueos se quedaría solo, impidiendo únicamente el largo control de quedar solo frente a Héctor y realizar un cómodo remate a puerta para adelantar al equipo de Solari. Con el marcador de 0-0 se llagaría al final de los primeros 45 minutos.

“Resultado gafas al término de los primeros 45 minutos”

La segunda mitad comenzaría prácticamente igual que la primera con un Castilla dominador de la posesión. A diferencia de la primera parte, el Navalcarnero fruto del cansancio y sabedor que iba a ser imposible aguantar el ritmo retrasaría la presión y esperaría al equipo de Solari en su campo. Con el control del balón, y los cambios realizados por Solari que dio entrada a Fidalgo y Dani Gómez, la ocasiones comenzarían a llegar.

“Franchu abría la lata”

Corría el minuto 72 cuando Franchu, tras una gran contra adelantaría al Castilla. Cuando todo parecía prever que el gol llegaría de una jugada elaborada, Franchu tras una contra se plantaría dentro del área rival y después de marcharse de 3 jugadores rojiblancos fusilaría a Héctor para sumar el primero para el equipo de Solari.

realmadrid.com

Los minutos corrían y el Castilla, ya sin la necesidad de buscar ansiadamente el gol, movía el esférico de lado a lado tratando de encontrar huecos en el conjunto visitante para agrandar la diferencia. Pero nuevamente, no sería de jugada elaborada como llegaría el segundo del conjunto blanco. Martín Calderón botaría un córner desde el lateral derecho del ataque blanco, para que De la Fuente se estrenara como goleador en el primer filial madridista. Gran remate cruzado abajo del 4′ que haría inútil la estirada del meta visitante.

“Dani Gómez cerraría el partido”

Cuando el encuentro parecía dictado para sentencia, el Navalcarnero se encargaría de hacer sufrir en los últimos minutos del partido al conjunto blanco. Álex González tras un par de rebotes se encontraría con un balón franco dentro del área, fusilando a Luca y  haciendo el primero del Navalcarnero. Pero minutos después, con el conjunto rojiblanco volcado al ataque, llegaría el tercero del Castilla de las botas de Dani Gómez. El joven delantero, después de otra contra y de sentar al portero, cerraría la victoria blanca para dar otros tres puntos al primer filial blanco, que continua con su gran racha e invictos.

Share