El Real Madrid Castilla vence a la Real Sociedad B en su visita a Zubieta (1-2)

El primer filial madridista recuperaba a dos de sus mejores hombres: Marcos Llorente y Mariano. Ramis decidía reservar en el banquillo al recién recuperado de la lesión Mariano Díaz.

Marcos LLorente, volvía a ser titular el día de su 21 cumpleaños. Con Marcos LLorente en el campo, Ramis sonríe y el madridismo está tranquilo y es que, Marcos LLorente es amo y señor del centro del campo, hace y deshace a su antojo y no hay jugador que le pueda hacer sombra demostrando una vez más, que está categoría se le queda corta.

El conjunto blanco en la primera jugada del partido se adelantaba con un gol tempranero de Febas, su primer gol de la temporada. La Real Sociedad B perdía en el minuto dos de partido, rompiéndole todos los esquemas, pero, aun así presionaba arriba al filial madridista sin ningún efecto.

El partido muy pronto se convirtió en un monologo blanco, el Castilla brindaba las mejores -y únicas- ocasiones de peligro. El portero blanco, Carlos Abad, jugaba más con los pies que con las manos, esto indicaba la poca llegada del conjunto vasco.

El conjunto de la capital, se iba al descanso sin ampliar el marcador y esto, lo acabo pagando. Zubieta es un campo muy complicado, en el que muy pocos equipos logran sacar puntos. El equipo entrenado por Luis Miguel Ramis, salia del vestuario en la segunda mitad confiado y esto hizo que la Real se viniese arriba, el partido estaba al 50% y cualquier equipo podía marcar. En esta ocasión, la Real tuvo la fortuna de empatar el partido con un gol de Uriarte.

El conjunto vasco parecía que se conformaba con este resultado, ya que a partir de este momento comenzó a perder el tiempo. Pero, Ramis no. El entrenador blanco puso todo lo que tenía en el terreno de juego; Álvaro, Enzo y Mariano. El filial madridista pese a ir empatando no rifaba ningún balón y esto le ocasionaba algún que otro problema, pero es la filosofía de juego que ha impartido Ramis.

El madridismo confía en Mariano, sabe que con él en el terreno de juego es sinónimo de gol y Mariano no defraudo. El gol se resistía, Mayoral había tenido dos muy claras. En el minuto 93 Enzo caía en el área, penalti y Mariano lo convertía en el gol de la victoria.

Victoria importantísima para el Real Madrid Castilla que la jornada que viene recibirá al Real Unión, tercer clasificado el Sábado día 6 en el Alfredo Di Stefano.

Share