Gran empate de los de Solari, que rozó la remontada y tras ir por debajo en el marcador frente al tercer clasificado, tiró de orgullo y acabó igualando el marcador. El Fuenlabrada por su parte, disputó un partido muy serio pero no pudo aguantar la ventaja conseguida en la primera mitad y sufrió al final del encuentro. Un gran Pol en la recta final del encuentro, hizo imposible que el Castilla le diera la vuelta al marcador.

Se presentaba partido complicado en el Di Stéfano, pues los de Solari recibían en la jornada 35 del campeonato liguero al tercer clasificado, el Fuenlabrada. Un equipo, que como bien pudimos ver el los octavos de Copa del Rey, se lo puso muy difícil a los de Zidane llegando a empatarles a 2 en el Bernabéu. Por su lado, el Castilla venía de un fin de semana raro, después de ser aplazado su partido frente al Toledo.

El partido comenzó con sorpresa, pues era el Castilla el que mandaba en el terreno de juego, situación poco esperada por la clasificación y aún más por el juego que habitúan a hacer los pupilos de Eloy Jiménez. Pero por mucho que los blancos movieran el esférico de lado a lado del terreno de juego, los huecos no aparecían y apenas se podían ver ocasiones de gol por ninguno de los dos conjuntos. La situación más clara fue para Óscar con un tiro libre desde la frontal que se marchó alto.

“Hugo Fraile adelantaría a los visitantes con un golazo”

Con el paso de los minutos, el Fuenlabrada fue entrando más en el partido y comenzó a hacerse con la posesión del balón, arrebatándosela al primer filial blanco y obligándoles a salir a la contra. Cuando parecía todo encaminado a que se llegara al final de los primeros 45 minutos con el resultado de 0-0, Hugo Fraile recibiría libre de marca en la frontal y adelantaría a los visitantes. El ‘7’ azulón controló y no se lo pensó dos veces, soltando un tremendo latigazo cruzado desde el vértice del área grande imposible para Luca. Con este marcador de 0-1 favorable para los del sur de la Comunidad de Madrid se marcharían los jugadores a vestuarios.

realmadrid.com

La segunda mitad comenzó con los dos equipos más abiertos y las ocasiones comenzaron a llegar. Los de Solari querían el empate y así se lo hicieron saber desde el comienzo de estos segundos 45 minutos a los de Eloy Jiménez. Pasados dos minutos desde la reanudación, Quezada recibió solo en la frontal y  estrelló el balón en el travesaño de la portería de Pol, comenzando así a crear peligro en la portería azulona. Seoane y Franchu, con grandes jugadas individuales no desistirían, hasta que finalmente el Castilla obtendría su recompensa.

“Cristo ponía el empate de cabeza”

Con la entrada de César y Fidalgo por Reguilón y Jaume, Solari mostraba sus intenciones de ir a por ese ansiado gol que finalmente llegaría. Tras una fenomenal jugada por banda del juvenil Gelabert, y después de darse la vuelta, le serviría un gran centro con la izquierda a Cristo, que con un buen giro de cuello la mandaría al fondo de la red haciendo imposible la estirada de Pol.

El Castilla, no contento con el empate, siguió acorralando al Fuenlabrada y llegó a gozar de las mejores ocasiones del encuentro. Nuevamente Cristo, tras un remate de cabeza, se encontraría con el palo y en el rechace con una gran mano de portero azulón desde el suelo. Óscar gozaría de otra gran ocasión después de un gran pase atrás, pero incomodado por los defensas no pudo rematar de la mejor manera y se volvió a encontrar con Pol, que se convertiría en el héroe de los del Sur de Madrid en estos últimos minutos. Finalmente el marcador no se movería más y este derbi entre el Castilla y el Fuenlabrada acabaría con reparto de puntos.

Gran partido de los de Solari, que suman un punto más para asentarse en la zona tranquila de la tabla para afrontar las últimas jornadas con algo más de tranquilidad. Por su parte, el Fuenlabrada pierde tres puntos que le habría hecho escalar hasta la segunda plaza y no depender ya de sí mismo para acabar como líderes, pero aún se mantienen en puestos de playoffs.

 

 

Share