Di Stéfano llegó al Real Madrid con cinco Copas de Europa bajo el brazo y partió hacia la eternidad después de haber visto al amor de su vida llegar a la decena de conquistas europeas.

 
Sobre don Alfredo no hay opiniones, hay datos. Y lo datos afirman que seguramente fue el mejor jugador de todos los tiempos y, por supuesto, el más decisivo en el Real Madrid. Antes de que Di Stéfano llegara al club blanco, el Real había ganado dos Ligas. A partir del argentino, el madridismo celebró ocho Ligas, cinco Copas de Europa, una Intercontinental y dos Copas Latinas. Un palmarés sólo al alcance de los genios. Y eso que debutó con derrota. Fue el 23 de septiembre de 1953 ante el Nancy francés. Una vez finalizado ese encuentro, llegó la gloria.

di-stefano_qquhomjk4fx11biwuka0ohbyi
Di Stéfano, también conocido como la Saeta Rubia, mote que le puso el periodista Roberto Neuberger cuando era jugador de River Plate, era delantero porque así lo indicaba el número que lucía en su camiseta, el nueve, pero, salvo de portero, jugaba en cualquier demarcación. Defendía, recuperaba el balón que acababa de perder e iniciaba las jugadas que él mismo terminaba rematando a gol. Por todo esto, los medios franceses le llamaban l’omnipresent.
Cuando el Real Madrid andaba celebrando sus Bodas de Oro, don Santiago Bernabéu quedó prendado del juego de Di Stéfano y, tras disputarle el fichaje al Barcelona, la Saeta Rubia se convirtió en madridista por 5.750.000 pesetas.

 

Nunca hubo una inversión mejor en el mundo del fútbol. En su primera temporada marcó veintisiete goles en veintiocho partidos, haciendo que el Madrid ganara la Liga y convirtiéndose en el máximo goleador de la competición, por encima del que por entonces era la estrella azulgrana, Kubala. Di Stéfano recién acababa de empezar a escribir las páginas más gloriosas del Real Madrid. El equipo construido por don Santiago Bernabéu arrasaba en el campeonato domestico y rápidamente las victorias se extendieron también por el viejo continente, conquistando Copas de Europa como quien se cambia de zapatos. El impacto de Di Stéfano era espectacular. Le imprimió al equipo su carácter ganador y cambió la historia para siempre. Rogelio Domínguez, portero argentino que fue compañero del nueve blanco en el Real Madrid, dijo de su compatriota: “Di Stéfano fue el mejor porque no tenía el cien por ciento de algo, pero sí el ochenta y cinco por ciento de todo”.

 
Don Alfredo lo ganó todo con el Real Madrid, incluyendo el Súper Balón de Oro, premio que ningún otro hombre en el mundo tiene y hasta recogió en el año 2000 en Roma el título dado al Real como mejor club del siglo XX. Sólo le faltó refrendar su categoría en un Mundial.

 
El epílogo del Di Stéfano futbolista en el Real Madrid llegó con casi 38 años, tras la final perdida ante el Ínter. Fue el último de los 396 partidos oficiales que disputó, 510 contando los amistosos, en los que anotó 418 goles. Se fue al Español y, una vez acabada su aventura en Barcelona, el Real Madrid le organizó un partido como homenaje. Fue el 7 de junio de 1967 ante el Celtic de Glasgow, que doce días antes se había proclamado campeón de Europa. Se llenó el Bernabéu para rendir honores al jugador más grande que ha sudado y manchado de barro y sangre la camiseta del Real Madrid y el club le otorgó la medalla de oro al Mérito Deportivo.

epa04304016 (FILE) A file picture dated 25 May 1960 shows Real Madrid's player Alfredo di Stefano posing with the five trophies of at that time Europe's Cup won by Real Madrid at Chamartin stadium in Madrid, central Spain. Di Stefano died at Gregorio Maranon hospital in Madrid on 07 July, relatives informed. Di Stefano, who turned 88 on 04 July 2014, was admited to Gregorio Maranon hospital on 05 July 2014 as a result of a cardiac-respiratory arrest he has suffered in the surroundings of Santiago Bernabeu stadium.  EPA/-

epa04304016 (FILE) A file picture dated 25 May 1960 shows Real Madrid’s player Alfredo di Stefano posing with the five trophies of at that time Europe’s Cup won by Real Madrid at Chamartin stadium in Madrid, central Spain. Di Stefano died at Gregorio Maranon hospital in Madrid on 07 July, relatives informed. Di Stefano, who turned 88 on 04 July 2014, was admited to Gregorio Maranon hospital on 05 July 2014 as a result of a cardiac-respiratory arrest he has suffered in the surroundings of Santiago Bernabeu stadium. EPA/-

Después del Di Stéfano futbolista, siguiendo la senda que el argentino dejó marcada, el Real Madrid no ha parado de ganar, acumulando méritos y hazañas en las que reconocerse hoy como el club que es. Don Alfredo cambió el rumbo de nuestro equipo. Sin esas cinco Copas de Europa logradas de manera consecutiva, el Real bien podría ser hoy un Atleti cualquiera. La Saeta Rubia escribió páginas cargadas de gloria y dejó folios en blanco para la historia por hacer. Que así sea.

Share

Sobre El Autor