Una bonita noche de baloncesto se nos avecinaba en el Wizink Center de Madrid. Los nuestros disputaban las vigésimo cuarta jornada de la Euroliga ante el tercer clasificado, justo delante nuestra, y a solo dos victorias, el Fenerbahçe Dogus.

Como antecedente entre estos equipos tenemos el partido que se celebró en Turquía, en el cual, el Real Madrid se antepuso por 77-79, siendo la décimo tercera victoria de los madridistas ante el Fenerbahçe en el global, por siete victorias de los turcos.

El primer balón sería para los blancos, aunque serían los turcos los primeros en anotar, de la mano de Nunnally, con tres puntos. Sería Campazzo el que iniciase la anotación del Real Madrid con dos tiros libres después de sacar una falta personal. Los visitantes sacaban garra para sacar un primer parcial de 2-12 después de dos faltas en ataque de los madridistas, esto provocaba la reacción de Pablo Laso, quien tuvo que pedir un tiempo muerto, el primero del partido.

EL DESPERTAR MADRIDISTA

Carroll, Doncic y Ayón sumaban para el Madrid para reducir la desventaja hasta los cuatro (12-16) con casi dos minutos por jugar. Después de ir por detrás durante todo el primer cuarto, gracias al acierto en el tiro libre, a los robos de balón, y a un balón que recuperaba Rudy Fernández y que después provocaría una falta de tres tiros, el Real Madrid igualaba el luminoso al final del cuarto a 20 puntos.

El Fenerbahçe arrancaba el segundo cuarto de la misma forma que el primero, anotando antes que el Madrid hasta ponerse de nuevo con una ventaja mínima. Ésta permanecería hasta el minuto cinco de juego, momento en el que el Real Madrid se ponía por delante hasta en dos ocasiones de la mano de Luka Doncic, quien sumaba diez puntos. Obradovic se veía forzado a pedir tiempo muerto para intentar parar el vendaval madridista, que alcanzaba los cinco puntos de ventaja. Kalinic y Ali anotaban dos triples y se ponían a solo un punto de desventaja, el partido estaba más que igualado. Con cuatro puntos de ventaja y siete segundos por jugar, el Real Madrid conseguía el dominio del balón y un tiro libre por falta técnica a Obradovic. Los blancos tenían la última posesión de la primera parte, la cual solo quedaba en la suma del tiro libre. Al descanso, el Real Madrid dominaba por 45-40 con Doncic como máximo anotador del partido.

Fuente: elmundo.es 

DESCANSO PARA AFINAR PUNTERÍA

Real Madrid y Fenerbahçe Dogus volvían del descanso con las pilas cargadas y con la puntería bien afinada, sendos triples eran convertidos por uno y otro equipo al comienzo de la segunda parte. Jaycee Carroll inauguraba el marcador en el tercer cuarto con un triple, a lo que Nunnally respondía con dos para el Fenerbahçe. Comenzaban fuertes ambos equipos desde corta y larga distancia, el marcador se mantenía con una leve ventaja para el Madrid. Datome trataba de amargar el partido a los blancos e igualaba el luminoso a 54 con cinco minutos por jugar. Éste mismo ponía por delante a los suyos con un tiro de dos puntos. Ayón volvía a poner al Madrid por delante en el marcador junto a Campazzo a falta de más de dos minutos.

El Fenerbahçe recortaba aun más el marcador en este tercer cuarto hasta ponerse por delante con un nuevo triple de Sloukas, quien se iba hasta los diez puntos. Los turcos cerraban el marcador del tercer cuarto con un resultado favorable por 65-68.

La lucha en el rebote se la llevaban los visitantes, quienes, a través de segundas oportunidades, conseguían anotar e incrementar su ventaja en el encuentro. El Real Madrid luchaba por recuperar el dominio del partido, aunque el conjunto de Obradovic lo evitaba con mucha intensidad y rompiendo la defensa madridista con pases que pasaban por todos los integrantes del equipo. Tres puntos separaban al Real Madrid de los visitantes a falta de tres minutos para el final del encuentro. El Wizink Center vibraba para animar a los suyos, esperaría un final muy apretado. Tras un tiempo muerto de Obradovic, los blancos salían presionando toda la cancha, aunque aparecía de nuevo Sloukas para poner los cinco de ventaja. Felipe Reyes sumaba de nuevo para bajar hasta los tres (78-81). Sloukas daba un golpe sobre la mesa con otro triple y ponía a los suyos seis puntos por encima. Rudy Fernandez levantaba el pabellón de nuevo con un triple que les dejaba a solo un punto de diferencia y 10.9 segundos para el final del partido, el balón era para el Fenerbahçe Dogus, Carroll cometía falta personal y llevaba a Sloukas a la línea de personal, el griego anotaba los dos y Doncic no pudo convertir un triple desde media cancha, el Fenerbahçe Dogus se lleva el encuentro por 83-86.

Share