Partido trepidante vivido en el Di Stéfano, que deja a los de Guti, tras luchar hasta el último minuto, fuera de la competición europea. Gran Chelsea, que supo aguantar bien la diferencia obtenida en la primera parte y trató de sufrir lo menos posible cuando se encontraba con 1o tras la expulsión de Maddox.

Volvía la UEFA Youth League al Di Stéfano para recibir al Chelsea, en una de las mejores eliminatorias de estos cuartos de final. El Juvenil A de Guti, con las notables bajas en defensa de De la Fuente y Zabarte, llegaba a estos cuartos después de derrotar al Bayern en un partido complicado en Alemania. Por su lado, el Chelsea, dos veces campeón de cuatro del torneo, visitaba el feudo blanco tras derrotar contundentemente al Feyenoord holandés.

Encuentro emocionante donde los haya el que hemos vivido en el Di Stéfano, que comenzaba con un altísimo ritmo de partido con los dos equipos buscando el gol descaradamente, sin el habitual miedo que suele haber en estas ocasiones como pueden ser unos cuartos a único partido.

“Otra vez Óscar, otra vez de libre directo”

Los goles llegarían pronto, y el primero corrió por cuenta del Real Madrid. Otra vez Óscar, otra vez a la balón parado. Que golpeo tiene este maravilloso canterano blanco que apunta a crack, que le sirvió para superar la barrera y tras acariciar el larguero de la portería “blue” colarse en la red, para subir el primero de la tarde al marcador. La respuesta de los ingleses no tardo mucho en llegar, y siete minutos después (14´) McCormick, después de un despeje de Álex que rebotaba en su delantero, se quedaría solo frente a Moha y no fallaría.

realmadrid.com

El encuentro continuaba con el mismo ritmo, y no tardó mucho más en llegar el segundo del conjunto visitante. Gran centro lateral desde la banda, que aprovecharía Redan para poner por delante al equipo del Londres. Gol de mucha polémica, pues tras el remate del 9 “blue” los jugadores de Guti reclamarían con mucha insistencia que se ayudó de la mano.

“Redan ampliaría aun más el marcador”

Pasados los primero 45 minutos de esta mitad, y encontrándonos en el descuento, llegaría el tercero de los de Joe Edwards. Redan, después de otro gran centro raso lateral, mandaría a la red el segundo de su cuenta particular, que abriría una gran brecha en el marcador justo antes del descanso, poniendo el 1-3 en el marcador.

La segunda mitad comenzaría igual, con un Madrid necesitaba marcar, y cuanto antes mejor, para así poderse meter de nuevo en el partido; y un Chelsea que le valía con mantener la ventaja para no sufrir. Apenas transcurridos 15 minutos desde la reanudación, Baeza tras marcharse de uno lanzaría un cañonazo que se estrellaría en el travesaño e Ismael, que acababa de entrar en el terreno de juego, remataría con la cabeza el rechace haciendo el segundo para los blancos.

realmadrid.com

Pasaban los minutos y las ocasiones se sucedían para ambos conjuntos, hasta que en el minuto 68 Maddox dejaría al Chelsea con 10. El jugador inglés fue con la plancha llevándose por delante a Alberto, por lo que el colegiado alemán Daniel Siebert no dudaría y lo mandaría directo a las duchas por roja directa. Ventaja numérica que le serviría a los de Guti para hacerse finalmente dominadores del juego y comenzar a acechar al conjunto inglés en busca del empate.

“Sentencia “blue””

Apretaban los chicos de Guti que tendrían alguna muy clara como un remate de Ismael que le salió algo centrado, el cual blocó sin problemas Cumming, pero sería finalmente el Chelsea el que metería el último gol, nuevamente en el descuento, y mataría definitivamente el encuentro. Balón largo que no acertó a despejar Moha, que anteriormente había detenido un muy buen mano a mano, y St Clair a puerta vacía pondría el definitivo 2-4.

Dura derrota para los de Guti, que lucharon hasta el final contra uno de los favoritos de la competición, pero que nuevamente se quedan sin poder alzar este título que tanto ansían. Gran Chelsea también, que hizo sufrir mucho a los blancos con centros laterales, y que supo aguantar bien cuando se quedaron con uno menos. Los ingleses se unen con esta victoria al Oporto, Barsa y City para disputar la final four en Nyon.

 

 

 

 

Share