Después de dos visitas a la capital griega, el Real Madrid se batiría el cobre en el Wizink Center en el tercer encuentro de estos octavos de final de los Playoffs de la Euroliga. Tenemos un empate entre Panathinaikos y los nuestros a uno.

El primer partido fue para los atenienses con un contundente 95-67, un partido en el que los madridistas apenas consiguieron molestar en el encuentro. Pero la cosa no quedaría ahí, pues el Madrid conseguía la victoria en el segundo partido por 82-89. Hoy veremos si el Madrid logra hacerse con el factor cancha ante los griegos.

Hoy era un día especial, Sergio Llull volvía a jugar después de su lesión de rodilla, que le había mantenido apartado ocho meses.

El partido comenzaba con un primer balón para los griegos, aunque era el Real Madrid, de la mano de Taylor, quien lograba hacerse con los dos primeros puntos del encuentro. Calathes repartía y anotaba de tres para igualar a cinco puntos el encuentro con cuatro minutos jugados. Ambos conjuntos anotaban fácil, con penetraciones con las que sumaban de dos en dos. El marcador se situaba en empate a 11 puntos a falta de cuatro minutos para el cierre del primer cuarto y con dos tiros libres anotados de Thompkins volvía a ponerse por delante el Madrid. Singleton y James impulsaban a los griegos para dar la primera ventaja suya en el encuentro, por 13-17.

SERGIO LLULL ENTRA EN EL PARTIDO

El manacorí entraba a cancha a falta de dos minutos y el Wizink Center le recibía como se merece, con una atronadora ovación con la que se caía el pabellón.

El partido seguía, aunque sin mucho acierto, hasta que Rudy Fernández anotaba un triple sobre la bocina para igualar el luminoso a 17 puntos.

Comenzaba el segundo cuarto y ambos equipos anotaban y el Real Madrid se ponía por delante por 24-20, a lo que Tavares añadía dos puntos más. Panathinaikos Superfoods Athens no cedía y conseguía volver a igualar el partido a falta de cuatro minutos y medio para el final del segundo período. Lojeski ponía por delante a los suyos (28-29). Un toma y daca continuo, con cestas producidas por ambos equipos.

Las faltas eran protagonistas en este segundo cuarto, una y otra vez, miembros de Real Madrid y Panathinaikos visitaban la línea de personal y sumaban así para llegar al 37-34, momento en el que se pitaba una falta técnica a Xavi Pascual a causa de continuas protestas con lo que los madridistas conseguían sacar seis puntos de ventaja para poner el 40-34 en el luminoso al descanso del encuentro.

Luka Doncic abría la lata en el tercer cuarto con dos puntos, a lo que Ayón sumaba otros cuatro puntos para que el Real Madrid siga aumentando la ventaja, alcanzando los 12, la máxima del encuentro hasta el momento (46-34). Singleton daba los primeros puntos a los griegos en esta segunda parte con un triple, aunque los blancos seguían con una defensa más pegada al hombre para evitar que se acomoden, mientras, Panathinaikos permitía que los hombres altos del Madrid se instaurasen en su zona, desde donde anotaban la mayoría de sus puntos.

Calathes reducía la desventaja a los ocho puntos hasta en tres ocasiones, el griego se iba hasta los 14 puntos, siendo el máximo anotador del partido. Pero el base de Panathinaikos no paraba, sumaba otro triple para acercarse a solo cinco puntos (55-50). Al final, la diferencia se quedaría en sólo cuatro puntos al termino del tercer cuarto (57-53, el partido estaba en el aire a falta del último cuarto.

James Gist y Jaycee Carroll serían los encargados de anotar los primeros puntos de uno y otro equipo y el marcador se ajustaba más aún, bajando hasta un solo punto (62-61). Sergio Llull anotaba sus primeros dos puntos en esta temporada con una entrada con oposición para poner los tres de ventaja para los suyos. Llull anotaba no una, sino dos ‘mandarinas’ de las suyas con la que levantaba el Wizink Center y el ánimo de sus compañeros. Nick Calathes regresaba y anotaba tres puntos más para acercarse a cuatro. De nuevo, Panathinaikos empataba el partido a 70 con un triple ‘desde su casa’ de Mike James. Con un tiro libre de Felipe Reyes y dos puntos de Carroll, el Real Madrid se ponía tres arriba. El escolta norteamericano del Real Madrid anotaba un 3+1 para aumentar la diferencia hasta cinco puntos. Felipe Reyes y Sergio LLull ponían la guinda a este partido anotando sus tiros libres y poniendo el 81-74 en el marcador.  Con esta victoria, el Real Madrid se pone 2-1 en la serie y se acerca a los cuartos de final.

Como más destacados salían Jaycee Carroll (con 17 puntos) y Nick Calathes (con 26 puntos) y un sobresaliente Sergio Llull, que en su estreno ha acabado con 8 puntos y 4 asistencias.

Share