Manuel Gómez (@Manu95G)

El Real Madrid volvía al Bernabéu por primera vez tras el Clásico. Después del caso Cheryshev y pese a no tener un agradable recibimiento, los de Rafa Benítez vencieron contundentemente a un Getafe muy flojo, guiados por la BBC. La sorpresa se situó en el lateral derecho; Lucas Vázquez ejercería en esa posición debido a las bajas, y cuajaría un muy buen encuentro, sumándose mucho al ataque.

El Bernabéu estaba necesitado de fútbol, queriendo dejar de lado todas las polémicas extradeportivas, los jugadores blancos saltaban al terreno de juego con mucha ambición e intensidad.

Tanto fue así, que en el minuto 4, tras una gran jugada de Pepe que se pegaba a banda para centrar, Karim Benzema anotaría el primer tanto de la noche. Quedaban claras desde el primer minuto las ideas de ambos equipos. El Madrid, con ganas de limpiar su imagen había salido a arrasar; mientras, el Getafe bastante compacto, no conseguía frenar las acometidas locales.

Seguía apretando el conjunto de Rafa Benítez y las ocasiones se iban sucediendo poco a poco. En el minuto 16, esta vez tras pase de Bale, Karim volvería a mandar el esférico a la red. Con mucha sangre fría bajaba el balón en el área pequeña y tras un amago anotaba el segundo.

El partido empezaba a quedar sentenciado, los de Fran Escribá no encontraban por donde hacer daño al Madrid, y tampoco lograban defender los ataques blancos.

Ya en el minuto 35, Cristiano dejaba muerto un balón en el área para que fuera Gareth Bale quien anotara el tercer tanto de la tarde. Y casi sin descanso, el Real Madrid robaba el balón al Getafe y tras una perfecta conducción de Toni Kroos de área a área, dejaría en bandeja el balón a Ronaldo para que este definiera y pusiera el 4-0 con el que se llegaría al descanso.

En la segunda parte, con el partido ya resuelto el Real Madrid comenzó a dejar que el Getafe se encontrara más cómodo. Con mucha menos intensidad que en la primera parte, los de Rafa Benítez iban quedándose, como ya viene siendo costumbre, más cerca de su área y el Getafe iba, poco a poco, subiendo sus líneas para intentar incomodar un poco al Real Madrid.

Pese a un par de buenas ocasiones de los de Rafa, el bajón de intensidad era más que evidente y los de Fran Escribá, a sabiendas de esto, empezaban a imprimir algo más de intensidad en cada jugada.

En el minuto 70, tras un perfecto centro de córner de Pedro León, sería Alexis Ruano, central azulón, quien mandaría el balón a la red. 4-1 y otra bajada de intensidad del Madrid que acababa penalizando.

Sin mucho ya en juego, el partido fue durmiendo poco a poco hasta llegar al final partido.

3 puntos para los de Rafa Benítez, que tras una gran primera parte volvieron a dejar dudas en el campo en la segunda. El reencuentro de Karim con el gol fue la mejor noticia.

Share

Sobre El Autor

Del Real Madrid desde que recuerdo, que no es poco. Puedes leerme en mi cuenta de Twitter: @Manu95G