Por Manuel Gómez (@Manu95G)

Cerrado el mercado de fichajes, y tras la no llegada de David de Gea, el Real Madrid cierra una de sus mejores plantillas en varios años. Un once de gala y un banquillo profundo y de garantías. Analizamos posición por posición (partiendo del esquema base de Rafa Benítez, 1-4-2-3-1) un equipo diseñado para competir hasta el final y, sobretodo, creado para ganar.

Keylor Kiko

En la portería contamos con Keylor Navas, Kiko Casilla y Rubén Yáñez; dos porteros ya experimentados en la Primera División Española así como un tercero joven, con mucha proyección y de ‘La Fábrica’.

Parece que Keylor partirá como titular bajo palos, al menos en Liga, como ha dejado ver Rafa Benítez en las primeras alineaciones oficiales de la temporada. Aun así, a la espera de un oportunidad aguardará Kiko, ex de la casa, y guardameta muy completo en todos los aspectos.

Pasando a la línea defensiva, nos encontramos posiblemente ante una de las más potentes y competidas posiciones, ya no solo del equipo, sino del mundo entero. Dani Carvajal y Danilo se encargarán a lo largo del año de defender el lateral derecho. Jóvenes, con talento y sobretodo con muchísimas ganas.

En el otro flanco quizás la posición menos cubierta. Con Marcelo como claro lateral titular de la temporada, sus posibles repuestos serían Álvaro Arbeloa (lateral derecho jugando a pierna cambiada), Nacho Fernández (central diestro jugando a pierna cambiada) o Denís Cheryshev, quien viene jugando en la zona de tres cuartos, aunque ya declaró que si Rafa ve conveniente ponerle en esa posición, él dará el máximo rendimiento posible. Muchas opciones para sustituir a Marcelo, pero ninguna de plena garantía en caso de lesión o de ausencia ante equipos de un nivel similar.

Por último en la  primera línea, la pareja de centrales. Cubierta con Sergio Ramos (capitán del equipo blanco esta temporada), Pepe, Varane y Nacho. En principio Sergio Ramos parte como titular fijo, y tanto Pepe como Varane disputarán esa otra plaza para acompañar al camero en la zaga. Por un lado, la experiencia de Pepe, por otro, la juventud y calidad de Varane, sumados al talento y potencia de Sergio, hacen que la zona esté más que bien cubierta. Un poco más aislado encontramos a Nacho, polivalente en las cuatros posiciones de defensa, algo que seguro que acaba usando Rafa, aunque cuenta con menos posibilidades de disputar minutos en cualquiera de las zonas.

Subiendo líneas, llegamos al centro del campo, donde comenzamos con el doble pivote, posición que nos trajo muchos problemas el año pasado ante la grave lesión de Luka Modric durante tantos meses.

Este año, y a sabiendas de su importancia, Florentino no ha querido repetir error y ha reforzado la posición.

Kroos Modric

Como pareja titular, Toni Kroos y Luka Modric dirigirán al Real Madrid en los momentos importantes de la temporada. Ante posibles ausencias y lesiones, Rafa cuenta con dos perfiles muy diferentes para suplir estas carencias. En primer lugar, la vuelta de Casemiro supone un aumento significativo de músculo y garra; además la incorporación de Mateo Kovacic genera ese perfil ‘Modric’ ante su posible ausencia. Mucha calidad en una apuesta del Real Madrid. Recién llegado del Inter, internacional con Croacia junto a Modric, destaca por su facilidad de sobrepasar líneas con el balón en los pies.

En la línea de tres cuartos y pese al continuo movimiento de todas las piezas de ataque en la táctica de Benítez, intentaremos encajar a cada jugador en su rol principal.

La posición de mediapunta, que tanto debate genera, la cubren dos de los mejores jugadores de la plantilla. Tanto Gareth Bale, como Isco Alarcón jugarán por delante de los mediocentros, pero deberán generar constantes ayudas a estos cuando el balón ande en los pies del rival. Con espacios por delante, Bale no tiene comparación; velocidad, potencia, disparo… Una bala que cuando el equipo rival deja metros, no perdona. Isco, perfil opuesto, destacará cuando los rivales se encierren y haya que jugador en una baldosa. Calidad para dar y tomar, se desenvuelve como pez en el agua en la frontal del área.

A la derecha, James Rodríguez y Lucas Vázquez ocupan las dos plazas. El colombiano, criticado al comienzo por su elevado precio, ha demostrado con goles, asistencias y mucho juego, que su papel en el Real Madrid no es por las carreteras de ACS en Colombia.

Partiendo como suplente, Lucas Vázquez vuelve a su casa. El canterano, tras su paso por el RCD Espanyol, ha sido petición expresa de Rafa Benítez. Un extremo clásico, regate, desborde y centro. Siempre cumplidor y muy trabajador en defensa.

Por la izquierda, nada más y nada menos que Cristiano Ronaldo y Denís Cheryshev. Cierto es que Cristiano jugará la gran mayoría de los minutos, pero el ruso puede actuar en varias posiciones, o incluso Cristiano puede partir en punta para que Denis juegue en izquierda como extremo puro a pierna buena para buscar centros al área.

De Cristiano poco que comentar, el mejor jugador del mundo no necesita cara de presentación. Goles, goles y más goles, como cada temporada.

Como última posición, nuestros delanteros centros: Karim Benzema y Jesé Rodríguez. Mucha movilidad en ambos pero de un perfil muy distinto.

MADRID, SPAIN - FEBRUARY 08: Karim Benzema (R) of Real Madrid CF celebrates scoring their second goal with teammate Jese Rodriguez (L) during the La Liga match between Real Madrid CF and Villarreal CF at Estadio Santiago Bernabeu on February 8, 2014 in Madrid, Spain. (Photo by Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

Karim es la elegancia, el mediapunta convertido en goleador. Con una visión de juego de digna de muy pocos, su mayor virtud es la asociación con sus compañeros. Vive en el juego entre líneas, y pese a no ser delantero de área, se desenvuelve muy bien dentro de ella.

Y Jesé, la joven promesa de la cantera, que tras una lesión que le dejó muy tocado, ha vuelto con más ganas que nunca. Mucha explosividad y potencia, muy activo en los movimientos de ataque, no deja de buscar los desmarques que faciliten el juego a sus compañeros. Mucho esfuerzo y sacrificio para ganarse el puesto en un Real Madrid repleto de estrellas.

Quizás la pega sea la falta de un ‘9’ de área como posible plan B, aunque si atendemos a lo visto hasta ahora, Rafa busca que la gente de ataque se mueva y no fije posiciones salvo en momentos muy determinados. Veremos si funciona en una temporada de posiblemente más de 50 partidos.

Como se puede ver, hay plantilla para creer y para soñar, todas las posiciones están cubiertas, jugadores muy jóvenes con mucha proyección y que ya rinden a nivel de élite. Con una buena gestión, los títulos llegarán, nadie duda de eso.

 

Share

Sobre El Autor

Del Real Madrid desde que recuerdo, que no es poco. Puedes leerme en mi cuenta de Twitter: @Manu95G