Primero contra tercero, Real Madrid frente a Valencia Basket. Se repite la que sería la final de la Liga Endesa del año pasado en la que los valencianos se impusieron en tres encuentros a los madridistas. El escenario no ha cambiado, el Wizink Center presentaba un ambiente espectacular, lo que sí ha cambiado ha sido la temporada.

Como titulares saldrían, por parte del Real Madrid, Fabien Causeur, Anthony Randolph, Facundo Campazzo, Santi Yusta y Eddy Tavares. Mientras que, por parte del Valencia Basket, saldrían Will Thomas, Bojan Dubljevic, Rafa Martínez, Alberto Abalde y Joan Sastre.

Valencia, de tres en tres

El marcador lo abriría Valencia Basket, de la mano de Bojan Dubljevic, con un triple, a lo que añadiría otro más después de la primera cesta madridista, procedente de Randolph. Los valencianos sumaban de tres en tres en innumerosas ocasiones. Mientras, el Madrid se sostenía a través de Randolph y de Campazzo, quien repartía para los suyos hasta ponerse por delante a los seis minutos de juego (12-11). Valencia Basket volvía a hacerse con las riendas del encuentro con cinco puntos consecutivos de Tibor Pleiss (14-18) a falta de menos de un minuto. Al final, los madridistas maquillaban un poco el primer cuarto hasta ponerse a sólo un punto, con el marcador señalando 17-18.

Tavares sería el encargado en abrir la lata en el segundo cuarto para poner por delante a los suyos, hasta que Dubljevic y, San Emeterio y Sastre (ambos con un triple) aparecieron, quienes daban los siete de ventaja para Valencia (19-26).

Los madridistas, a través de una falta antideportiva de Sergi García y varias canastas, volvían a meterse en el partido con seis minutos por jugar. Los blancos intensificaban la defensa con la que obtenían sendos robos de balón para finalizar con puntos al contraataque. Tras un parón por un tiempo muerto, los blancos conseguían ponerse arriba en el luminoso con dos grandes acciones de Doncic, con dos robos y finalizando con un mate y un posterior tiro libre en la jugada siguiente.

Nos encontrábamos ante un ‘toma y daca’ constante entre los dos equipos, ninguno lograba hacerse con el control total del encuentro. Aun así, Valencia Basket se adueñaba del marcador durante gran parte del cuarto, con muchos puntos desde el triple y con ganchos procedentes de Will Thomas, llegando a los 43 puntos a falta de un minuto. El Real Madrid producía, pero sin fortuna, pues los Valencianos cubrían muy bien las líneas de pase. El segundo cuarto finalizaba con 38-45 en el marcador. Los visitantes llegaban a los vestuarios muy cómodos.

 

Real Madrid sube una marcha

El conjunto de Pablo Laso salía del túnel de vestuarios con un objetivo en mente, subir la intensidad del encuentro. Y para empezar, la perla eslovena, Luka Doncic, conseguía los dos primeros puntos del tercer período. Por su parte, Valencia Basket, lograba sus dos primeros puntos por Thomas.

Después de seis minutos de juego del tercer cuarto, los blancos se ponían por delante de nuevo con un espectacular Facundo Campazzo. El argentino se iba hasta los 8 puntos y el Wizink Center rugía. El Real Madrid había vuelto. De hecho, lograban ponerse seis puntos por encima (60-54) a falta de algo más de dos minutos. Esta ventaja aumentaría hasta los nueve con un recital en ataque y varias buenas defensas. Los madridistas habían conseguido un parcial de 14-0 en cinco minutos de juego aproximadamente. El tercer cuarto finalizaría con un triple de Erick Green para intentar reducir la desventaja hasta dejar el marcador en 65-57 favorable para los nuestros.

Con Doncic y Rudy empezaría la anotación del último y definitivo cuarto. El Valencia Basket había perdido fuelle en un principio, aunque se recuperaba con un triple de Alberto Abalde, con el que se acercaban a seis puntos. Aunque poco les duraría esta desventaja, pues los madridistas conseguían volver a aumentarla hasta los diez. Trey Thompkins sumaba tres puntos más para poner el 76-63 en el marcador a falta de cinco minutos.

Los minutos pasaban y los blancos acabarían convirtiéndose en los vencedores del encuentro por 83-71 con grandes cifras de Randolph y Tavares (13 puntos), Doncic, Reyes y Thompkins (10 puntos) y Campazzo (8 puntos).

Share