No nos habéis traído hasta aquí, después de dejar ardiendo París, para jugar con nuestras ilusiones, sino para liberar a la Copa de Europa de otras garras. Notad la impotencia de aquellos que nos odian, todos esos que nos veían muertos en febrero. Sentid cómo tiemblan de miedo al ver al Real Madrid en primavera viajando por Europa.

Cada italiano debe notar nuestro aliento en su cara, debe quemarse con lo ardiendo de nuestra sangre y empaparse con el sudor de nuestro cuerpo. Mediremos sus corazones con los nuestros. Que nadie le gane al latir del Real Madrid por su Copa de Europa.

Nuestra victoria es la esperanza de un mundo mejor. Del esfuerzo de hoy depende la gloria de mañana. Nosotros, los fieles, os daremos todo el auxilio necesario para que consigáis la gran obra, la Décimotercera. Con vuestra heroicidad y nuestro sentimiento siempre hemos llegado lejos. Juntos, equipo y afición, somos invencibles.
No hay nada más doloroso para aquel que nos odia que vernos avanzar por Europa. Hagámoslo posible una vez más. Salgamos de Turín con laureles, que sepan que no se trata solamente de ganar un partido, sino de luchar por esa Copa de Europa como si fuera la única causa de felicidad en el mundo. La hora se acerca. Confiamos en vuestro valor y vuestra entrega y os cedemos todas nuestras esperanzas para que hagáis con ellas lo mismo que el 3 de junio de 2017. Pelead hasta poner el sello del triunfo en el Piamonte, que se sepa que por Turín pasó el Madrid.
Paula Pineda.

Share

Sobre El Autor

WebMaster de @madridsportses & Redactor de la Cantera .