Con todas las eliminatorias jugandose hasta el último partido y con algunos semifinalistas ya conocidos, era el turno del Real Madrid. Un partido que iba a ser complicado para el conjunto blanco. El Madrid si no quería que la temporada acabará, debía ganar al conjunto andorrano que por otro lado luchaban por seguir haciendo historia.
Con un WiZink Center con bastante aforo, el partido comenzaba. Ambos conjuntos empezaron muy emparejados en el marcador.  En el Real Madrid, Pablo Laso tuvo que realizar varios cambios para intentar frenar al mejor jugador del conjunto andorrano,  Shermadini, que consiguió anotar los 8 primeros puntos del conjunto andorrano. Sin embargo, el Madrid consiguió ampliar las diferencias en el marcador de las manos de Sergio Lull. Otra de las claves fue Felipe Reyes, que durante los minutos de descanso de Shermadini consiguió dominar la pintura y hacer bastante daño con rebotes ofensivos que permitían segundas oportunidades para el Real Madrid. Pero fue al final del 2° cuarto cuando el MoraBanc Andorra consiguió dar el último empujón, con la ayuda del trío arbitral, para acabar con 46-39 al final de la primera mitad.
Con el inicio de la segunda mitad las cosas empezaron a tornarse. La ventaja con la que partía el Real Madrid poco a poco iba desvaneciendose. La subida de intensidad en defensa  del conjunto andorrano con los múltiples errores que los árbitros encadenaban daban alas al MoraBanc Andorra, que consiguió ponerse a tres puntos al final del 3° cuarto (69-66). Todo quedaba por decidirse a falta de 10 minutos para el final, pero las cosas para el Madrid se estaban poniendo feas, permitiendo que el Andorra empatar a falta de 7 minutos. Y fue aquí,  en los momentos difíciles donde volvió a aparecer el de siempre, Sergio Llull, con canastas importantes que finalmente consiguieron darle la victoria al Real Madrid por un 95-84.  Ahora el Madrid espera rival de semis de la eliminatoria Unicaja-Iberostar Tenerife.

Share