Gran victoria de los de Laso de la mano de unos fenomenales Doncic y Carroll por 78-65, que tuvieron que despertar para remontar el mal arranque de partido, y clasificarse así matemáticamente para los playoffs de esta Liga Endesa 2017-2018. El Monbús Obradoiro por su parte, suma una nueva derrota, que complica aún más las difíciles opciones con las que se presentaba hoy en el Wizink de acceder a los playoffs.

Llegaba el decimosegundo clasificado de la Liga Endesa al Wizink Center, y no precisamente para ponerle las cosas fáciles a los de Laso, pues por muy difícil que tengan el objetivo de los playoffs no van a dejar de intentarlo hasta que no sea matemáticamente imposible. Por su lado, el Madrid, que viene de jugar Euroliga entre semana, buscaba una nueva victoria que les hiciera ser los primeros clasificados para los playoffs 2017-2018 y claros aspirantes al título liguero.

El partido comenzó con un fuerte Monbús, demostrando que no había venido a la capital solo a pasearse, mandando en el marcador desde el comienzo con buenos ataques liderados por un gran Bendzius, que tuvo que ser sustituido a la mitad del cuarto por la realización dos personales. Los de Laso que comenzaron algo dormidos el encuentro, comenzaron a despertar de la mano de Doncic y Carrol para acabar remontando el resultado adverso del comienzo y acabar por encima con el apretado marcador de 19-18.

“Randle, pura energía americana”

El segundo cuarto, a diferencia del primero, comenzó con un Madrid muy enchufado tanto en defensa como en ataque. Con la entrada de Randle, siempre enérgico, cambió el ritmo del encuentro y cimentándose en una buena defensa el Madrid comenzó a dominar. Los gallegos, por su parte no pararon de intentarlo. Con un acierto menor al del comienzo del encuentro, fruto de ese cambio de ritmo de los de Laso, comenzaron a desinflarse en ataque llegando a ponerse 8 abajo, marcador con el que finalizaría esta primera mitad con un 40-32 favorable para los blancos.

realmadrid.com

El Madrid volvió a pista tras la reanudación con el quinteto inicial, formado por Doncic, Carroll, Taylor, Randolph y Tavares, dispuesto a acabar el partido lo más pronto posible para así dar descanso a los más habituales, pensando en citas futuras tanto de Liga Endesa, este próximo martes, como de Euroliga más adelante. Con buenas jugadas colectivas, tanto de circulación rápida de balón como en contras, los madrileños comenzarían a escaparse definitivamente en el marcador.

“La apisonadora blanca hacía acto de presencia”

Después de esta gran reanudación del encuentro por parte de los madrileños y con la clara ventaja en el luminoso, comenzaría el festival blanco en el Wizink. Tras un increíble tapón de Tavares y un posterior triple de Taylor, los aficionados hoy presentes comenzarían a venirse arriba. La apisonadora blanca había hecho acto de presencia de nuevo, y el Monbús Obradoiro se vio incapacitado de pararla, dedicándose únicamente a intentar evitar que la distancia fuera a más. Este tercer cuarto finalizaría con el resultado de 62-42 favorable para los de Laso.

El cuarto y último periodo, serviría a Laso para dar minutos a los menos habituales como Randle, Yusta y Radoncic. Minutos que sirvieron a los gallegos para recortar diferencias en el marcador y desplegar parte del juego que habían demostrado al comiendo del partido. Con una diferencia de +13 se llegaría al final del encuentro, con un marcador de 78-65 favorable para los locales.

Con esta victoria, el Madrid se clasifica matemáticamente para los playoffs de esta Liga Endesa 2017-2018, y al Monbús por su parte, se le complican aún más las opciones de alcanzarlos. Gran partido de los de Laso, que únicamente piensan ya en el próximo partido de liga frente al Divina Seguros Juventud.

Share