(Marca)

El Real Madrid consigue afianzarse como líder solitario tras un partido marcado por las dos versiones que ofreció el conjunto blanco frente al segundo clasificado, el Valencia Basket. Los dos hombre del encuentro, Llull y Rudy no fueron claves hasta bien entrada la segunda parte del partido.

Acabada la primera vuelta de la Liga Endesa llegamos al ecuador de la competición. Y que mejor manera de comenzar esta segunda parte del campeonato que viviendo el encuentro que enfrentaba a los dos primeros clasificados, al Real Madrid frente al Valencía Basket, este último con una derrota más que el conjunto blanco.  El Madrid comenzó con un quinteto de estreno,  en el cual Pablo Laso aportó la novedad incluyendo entres sus titulares a Anthony Randolph, y, por consiguiente,  dejando por sorpresa a Ayón en el banquillo. Por otro lado el conjunto visitante dirigido por Pedro Martínez no sorprendió  con su quinteto titular.

Con todos los jugadores en la pista el encuentro dio comienzo.  El Valencia comenzó con bastante efectividad los primeros minutos del partido, a través de los triples de Vives ( 10 puntos y 1 asistencia)y las penetraciones de San Emeterio, lo que provocó que llegarán a obtener una diferencia de 8 puntos. Sin embargo el Madrid a través de la defensa logró acortar el resultado en el marcador. Aún  así  el Real Madrid logró un escaso 29% en tiros, frente al 70% del Valencia.

El segundo cuarto comenzó con un 16-21 a favor del equipo visitante. Con un gran Doncic ejerciento una gran defensa sobre uno de sus mejores hombres, Sato, parecía que el equipo blanco estaba más cómodo. Sin embargo el Valencia mantuvo el ritmo y la efectividad del anterior cuarto lo que no le permitió al Real Madrid acortar las diferencias, sino lo contrario,  acabar con un 38-45 en su contra.

Con el inicio de la segunda parte del partido, y tras la charla en los vestuarios, el Real Madrid pareció otro equipo. La intensa defensa que tanto Randolph como Reyes hicieron sobre los dos jugadores interiores del Valencia, provocaron fallos en los posteos. A esto añadir la efectividad de Randolph ( 11 puntos y 2 rebotes)junto con la de Llull desde fuera de a pintura provocó un cambio en el marcador, y no sólo eso, sino que llegaron a colocarse 11 puntos por encima en el marcador acabando el cuarto 64-53.

Siguiendo con la sintonía del 3° cuarto el Madrid siguió arrollando a un Valencia Basket que había perdido la identidad de los dos primeros cuartos. Fue aquí donde tanto Sergio Llull ( 16 puntos, 13 asistencias y 2 rebotes) como Rudy Fernández ( 14 puntos, 5 asistencias) aprovecharon para aumentar sus estadísticas y las diferencias en el marcador, el cual acabó con 85-71 final. Con este resultado el Madrid descansa este próximo fin de semana como primer clasificado en solitario.

Share