Conocido de antemano el próximo rival del Real Madrid,  el Darussafaka Dogus, el equipo blanco se enfrentaba al Anadolu Efes en un partido sin transcendencia, el cual cerraba la fase regular de la Euroleague para dejar paso al playoff final. Uno partido sin transcendencia ya que amboss equipos no se jugaban nada, sus emparejamientos en la siguiente ronda ya estaban establecidos, simplemente se jugaban el honor.

Con pocos alicientes, el partido parecía no tener ese factor sorpresa o emoción que la mayoría de los partidos del Real Madrid tiene, y así fue. Desde el primer momento que el balón echó a volar pudimos ver un partido muy lineal, sin altos niveles bajos. Esta linealidad se comprobó a lo largo del partido en el marcador, que no dejó de estar parejo hasta el final del encuentro. Un partido donde el público WiZink Center agradeció cono aplausos y gritos cada una de las canastas de “El Chapu” Nocioni, que esta misma semana, a través de un comunicado en Twitter, decidía retirarse al final de la temporado. Lo más destacable de esta primera parte fue la actuación del mexicano Gustavo Ayón, que a través de su juego interior, consiguió hacerse el dueño y dominador de la pintura consiguiendo 7 rebotes en toda la primera parte, que finalmente acabó  con un 37-36 en el marcador.

En la segunda mitad del encuentro pudimos ver más de los mismo. Por parte del conjunto blanco punimos ver cómo Pablo Laso dio más minutos de lo habitual a Draper, que realizó su mejor partido de la temporada frente a su ex equipo, dejando a Sergio Lull bastante tiempo en el banquillo.  Por el otro lado, por parte del Efes su jugador más destacado fue Heurtel, que a través de sus múltiples movimientos consiguió desestabilizar la defensa del Real Madrid. A minutos del final lo único que hacía al público mantenerse en el pabellón fue el marcador igualado que hasta el final se vivió. Sin embargo, fue de las manos de Jaycee Carrol a través de las cuales el Real Madrid consiguió aumentar las diferencias y acabar el encuentro con un 97-80 en el marcador. Es ahora el momento más importante de la temporada donde el Madrid se enfrentará al Darussafaka Dogus por un puesto en la Final Four de Estambul.

Share