La Liga Endesa volvía al Palacio blanco y está vez tocaba contra un Tecnyconta Zaragoza que no había empezado bien la temporada encajando dos derrotas en los dos primeros encuentros del campeonato. El conjunto maño que, a pesar de haber conseguido grandes refuerzos como Neal o Alex Suárez, no terminaba de empezar a carburar como equipo.
El Real Madrid comenzó de manera extraordinario a través de los puntos de Causeur, que consiguieron alejarle del Zaragoza desde los primeros minutos. Una de las claves de la primera parte fue la cantidad de rebotes ofensivos que el conjunto blanco consiguió con Kuzmic y Reyes, que también anotaron. Sin embargo, por parte del Zaragoza lo único que les permitía no alejarse definitivamente en el marcador fue la anotación desde el tiro exterior. Sobre todo con Alex Suárez, que volvía a la que fue su casa, anotando 3 de 4 en tiros de 3. Con el partido siguiendo el camino de la victoria, Pablo Laso dio la oportunidad a Radoncic, permitiéndole jugar los primeros minutos de la temporada. Finalmente el partido se iba al descanso con 46—33 y mucho tenían que cambiar las tornas para que el Zaragoza diera la sorpresa en el WiZink Center.
Los equipos volvían a la cancha y el partido debía continuar. La vuelta al campo no le sentó bien a ninguno de los dos equipos, pero sobre todo al Real Madrid, ya que estuvieron muy desacertados a lo largo de todo el 3° cuarto. Esto permitió al Zaragoza reducir las diferencias de poco en poco, llegándose a colocar a 8 puntos. Sin embargo, con el inicio del último cuarto el vendaval blanco se acercaba y con el dos nombres, Randolph y Doncic, que consiguieron aumentar la ventaja en el marcador con sus puntos. Tanto es así que Randoplh nos dejó una de las mejores canastas de la jornada con una gran mate al más puro estilo NBA. El encuentro ya tenía dueño a falta de la mitad de este cuarto y Pablo Laso dio minutos a aquellos que menos juegas dando descanso a los teóricos titulares. Finalmente el encuentro acabó con un 93—65 final.

 

Share