Los jugadores que están teniendo menos minutos esta temporada están llegando a la recta final mejor que los titulares habituales y ponen en un problema a Zinedine Zidane, que tendrá que decidir entre alinear a los jugadores que tienen más nombre o los que rinden a mejor nivel para los partidos más importantes que le quedan al Real Madrid.

La última demostración fue en Riazor con un Isco Alarcón que derrochó magia y llevó al equipo blanco a la victoria ayudado por Marco Asensio, Lucas Vázquez, James Rodríguez, Álvaro Morata o Mateo Kovacic, entre otros. Los menos habituales respondieron bien en un campo que ha sido maldito para el Real Madrid durante muchos años.

 

El denominado ‘Equipo B’ por varios medios de comunicación y por el entrenador del Deportivo, Pepe Mel, no solo ganó sino también jugó bien, defendió bien (salvo un par de jugadas aisladas) y fue un bloque, algo que un sector del madridismo reclama a los habituales en los partidos más importantes.

 

Con esta nueva exhibición, una parte de la afición está pidiendo a Zidane que apueste por los jugadores que ganaron al Eibar, al Leganés, al Sporting y al Deportivo. El mayor beneficiado y el que pide con más insistencia un puesto en el once es Isco, que cada vez que salta al césped hace magia. Otros futbolistas como Asensio y James también demostraron que su nivel está siendo muy superior al de sus homólogos aunque estos tienen más complicado entrar en el once.

 

Además, Álvaro Morata se reivindicó una vez más con su 13er gol en la Liga española y reclama el sitio que ocupa Karim Benzema, que solo ha visto puerta en nueve ocasiones en el campeonato nacional. Lucas Vázquez también estuvo muy activo y podría quitar el puesto a Gareth Bale la próxima temporada ya que el rendimiento del galés ha sido bajo y ha acumulado numerosas lesiones.

 

Dedica lo que decida Zidane, el Real Madrid puede presumir de tener una de las mejores plantillas del mundo ya que los 23 jugadores pueden saltar al césped en cualquier momento y resolver un partido. Muchos califican esta situación de problema para el técnico madridista aunque más bien es una suerte entrenar a un equipo tan completo.

 

¡HALA MADRID Y NADA MÁS!

Share

Sobre El Autor