Llegaba el mejor momento de la temporada, los playoffs de la Liga Endesa. Después de 30 victorias y sólo cuatro derrotas en la fase regular, los blancos buscan llevarse otro título para sus vitrinas.

Antes del encuentro, Reyes mostraba la Décima ante su público, una Euroliga bien merecida.

Fuente: ACB

Del lado madridista salían Campazzo, Doncic, Taylor, Reyes y Ayón. Mientras que, por parte del equipo tinerfeño jugaban Borg, Ponitka, Vasileiadis, Abromaitis y Tobey.

Iberostar Tenerife sería los primeros en jugar en ataque, pero sería Felipe Reyes el primero en anotar en el encuentro. Tras él lo hacía el recién nombrado MVP de la Euroliga, MVP de la Final Four y MVP de la Liga Endesa, Luka Doncic, con un triple desde la esquina. Le sucedía Taylor desde la otra esquina con otro triple, lo que provocaba que Katsikaris pidiese un tiempo muerto por el parcial de 8-0 madridista.

Los blancos se marchaban en el marcador a base de triples, sumando el 11-0 de la mano de Facundo Campazzo. Abromaitis, Vaileiadis y Tobey anotaban los primeros puntos de los canarios hasta acercarse a sólo dos puntos (11-9). Lo que provocaba la reacción de Laso, pidiendo un tiempo muerto.

Gustavo Ayón y Doncic hacían olvidar la sequía de los últimos minutos con cinco puntos (16-11) a falta de 2:40 minutos para el final del primer cuarto. La blancos marcaban a sus hombres, pero Tobey se gustaba desde la media distancia, anotando 8 puntos en los primeros 10 minutos de encuentro. Los madridistas vencían al final del primer cuarto por 21-15.

Jaycee Carroll anotaba la primera canasta del segundo cuarto, Tobey sumaba otros dos puntos para los de Tenerife. El partido se igualaba, los visitantes sacaban garra y se acercaban a dos puntos (24-22). Rudy, Randolph y Carroll sumaban para el Madrid. La presión desde el arco asfixiaba a los tinerfeños, que se veían sin ideas. Pero el movimiento del balón de un lado a otro hacía que anotasen agotando posesión.

Carroll se apuntaba 12 puntos a su cuenta particular con una antideportiva a falta de 3:50 minutos para el descanso. Volvía el Real Madrid a la carga, ampliando su ventaja hasta los 13 a falta de 3:19. Los blancos dominaban al descanso por 42-33 al descanso.

Jeff Taylor ponía los primeros dos puntos de la segunda mitad con tiros libres, mientras, Vasileiadis convertía un tiro de dos y un triple para acechar a los madridistas, dejando un marcador de 46-40 con cuatro minutos jugados del tercer cuarto. Felipe Reyes era el encargado de poner los puntos en segundas oportunidades.

El Real Madrid, desacertado, no lograba despegarse en el marcador, pero los isleños tampoco lograban igualar el partido. Taylor, con un robo y un mate, levantaba el ánimo de sus compañeros y de la afición. El capitán, Felipe Reyes, sacaba a los suyos adelante con segundas oportunidades, a falta de menos de un minuto, la diferencia llegaba a 11 puntos (57-46).  El resultado se quedaba en 58-48 para los blancos a falta del último y definitivo cuarto.

Abromaitis abría la lata con dos puntos para los isleños, pero Rudy y Llull serían los encargados de aguarles la fiesta, poniendo la máxima ventaja (hasta ese momento) en el marcador (64-50). Los tinerfeños trataban de reducir todo lo posible esa desventaja, pero los blancos evitaban dicho logro con triples como los de Llull o Carroll.

Iberostar Tenerife no se rendía, y conseguían acercarse de nuevo (73-67) a falta de cuatro minutos para el final del encuentro. Pero los blancos, a base de oportunidades capturando rebotes ofensivos, conseguían anotar y hacer correr el reloj de posesión. Taylor culminaba el encuentro con un mate a dos manos servido por Rudy Fernández. Al final, el Real Madrid se llevaba el primer partido de esta serie de playoffs por 83-73 ante Iberostar Tenerife.

Share