Con la clasificación como cabeza de serie matemática para los playoffs de la Liga Endesa, el Real Madrid se enfrentaba al Kirolbet Baskonia en su vigésimo novena jornada. Primer y segundo clasificado se verían las caras en un duro duelo. Baskonia buscaba ser cabeza de serie en los playoffs, único objetivo al que pueden aspirar dado que se encuentran en lo más alto de la tabla tras los madridistas.

Como novedad podemos encontrar a Pantzar, que comenzaría el encuentro como titular.

La primera jugada del encuentro terminaba en canasta para el Madrid, con Felipe Reyes anotando desde dentro. Hacían la réplica los vascos con dos puntos de Poirier y otros dos de Timma, así hasta llegar a un parcial de 5-10 con cuatro minutos de juego dados.

Daban la vuelta al partido los blancos con un nuevo parcial de 7-0 para llegar al 13-10 en el minuto 6. Con Taylor, Rudy y Causeur, los locales sumaban hasta alcanzar la cifra de los 20 puntos, misma cifra a la que llegaría el Kirolbet Baskonia con Vildoza y Timma como máximos anotadores. El Real Madrid tomaba el mando del encuentro con un 25-24 al final del primer cuarto.

Los primeros puntos del segundo cuarto se los llevaba el Madrid, de la mano de Sergio Llull, quien sumaba siete puntos en apenas dos minutos de juego. Un parcial de los madridistas de 8-2 provoca la reacción de Pedro Martínez, quien se veía obligado a pedir un tiempo muerto paras que cediese el aluvión de puntos que estaba sufriendo su equipo. La diferencia en el marcador alcanzaba los 12 puntos, hasta dejar un marcador de 44-32 a falta de cuatro minutos para el final del segundo cuarto. Un Madrid inspirado alcanzaba los 50 puntos antes de llegar al minuto nueve del segundo cuarto. Llegaba el descanso y el Real Madrid seguía dominando el encuentro por 52-44, obteniendo una proyección de 100 puntos.

Fuente: Real Madrid

Los blancos regresaban del vestuario con intensidad en defensa y en ataque, y volvían a incrementar su ventaja en el marcador, volviendo a superar los diez de diferencia con un Felipe Reyes pletórico, que alcanzaba los 12 puntos para su casillero particular, con los que ayudaba a alcanzar la máxima diferencia hasta el momento, con 15 puntos (67-52).

Janning impulsaba a los suyos con dos triples, y con Poirier y Voigtmann desde dentro sacaban tajada para reducir, de nuevo, hasta los ocho. Varios nuevos ataques del Real Madrid convertían sus tiros en puntos, llegando al final del tercer cuarto con un resultado de 75-62.

El último y definitivo cuarto se abría con un parcial de 10-4 para los hombres de Pedro Martínez, que dejaba un resultado de 79-72 a falta de seis minutos para el final del encuentro. Después de ver un encuentro en el que parecía que se lo llevarían los blancos sin problemas, los vascos tiraban de orgullo hasta dejar el encuentro en el aire, acercándose a los cinco puntos de desventaja.

Con Rudy Fernández y Felipe Reyes en estado de gracia, el Real Madrid salía victorioso de este encuentro con un resultado de 101-89. El líder suma su victoria número 26 en la Liga Endesa.

 

Share