El Real Madrid Castilla empata a cero contra el Gernika en un campo difícil. La sanción FIFA afecta al filial y Odegaard vuelve a brillar.

El filial blanco ya sufre las consecuencias de la sanción FIFA y espera que el TAS le de la razón. La sanción señala a ochos jugadores blancos, cuatro de ellos pertenecen actualmente a la plantilla del Real Madrid Castilla -Enzo Fernandez, Luca Fernandez, Alex Cranix y Achraf Hakimi- pero, solo afecta al lateral blanco ya que es el único menor de edad. Achraf conocía el pasado viernes que no era convocado y que no podía jugar debido a la sanción.

En el once inicial volvía Odegaard y una vez más, Javi Muñoz no era titular. Los primeros minutos de partido, aunque se podría generalizar mencionando toda la primera parte, no ocurrió nada en especial. El conjunto blanco, muy bien situado atrás no concedía ningún error en defensa. Los mirlos de Solari estaban muy bien posicionados desde el portero hasta el delantero centro. Carlos Abad, una vez más, volvía a salvar al equipo;la defensa bien colocada, segura y sin cometer errores; Tena y Odegaard llevaban la batuta del equipo; Sergio Diaz buscaba la mínima oportunidad para anotar gol.

El noruego, cosechó uno de los mejores partidos como jugador blanco, el único pero, le falta atreverse a tirar a puerta cuando se encuentra en el área. La primera mitad, fue muy trabada, ninguno de los dos equipos se hacia con el balón ni era capaz de sorprender al rival, el Gernika tuvo las ocasiones más peligrosas.

Después del descanso, todo cambio. El conjunto blanco, en el día de hoy morado, se hizo con el control del balón y buscaba a Sergio Díaz constantemente. Cedrés entraba para darle frescura al equipo. Odegaard tuvo el gol en sus botas, tirando una falta directa pero el balón se escapó por la mínima. El Gernika, tuvo su última palabra, Carlos Abad volaba y salvaba al equipo.

El Real Madrid Castilla sigue sin ganar fuera, consigue un punto en un campo difícil y acaba la jornada cuarta con siete puntos.

 

 

Share

Sobre El Autor