Ni Herbalife Gran Canaria, ni FC Barcelona Lassa. Los protagonistas de estas finales serán Real Madrid y Kirolbet Baskonia, dos equipos que han demostrado ser los mejores en la fase regular de la temporada y en estos playoffs.

El conjunto blanco salía con Fabien Causeur, Luka Doncic, Facundo Campazzo, Walter Tavares y Trey Thompkins. Mientras que el Kirolbet Baskonia sacaba un quinteto compuesto por Luca Vildoza, Janis Timma, Matt Janning, Vicent Poirier y Tornike Shengelia.

El conjunto de Pablo Laso comenzaba fuerte, con cuatro puntos que llegaban de las manos de los hombres grandes (Tavares y Thompkins). Vildoza abriría el marcador de los de Vitoria con un triple. Ambos conjuntos comenzaban fuertes estas finales. Con Vildoza de nuevo, los visitantes lograban ponerse arriba por primera vez en el encuentro (8-9) a los cinco minutos de juego.

Tavares se convertía en el principal artillero de los blancos, con seis dianas en su cartelón. Pero le salía un rival desde el bando contrario, Janis Timma.

Laso se veía obligado a pedir el tiempo muerto de cada partido, abroncando a sus jugadores. Tras esto Baskonia sumaba hasta poner una ventaja de tres (16-19) a sólo 24.2 segundos para el final del primer cuarto. Al final, Llull anotaría un tiro libre con el que dejarían un resultado de 17-19.

Fuente: Liga Endesa

Marcelino Huertas ponía los dos primeros puntos del segundo cuarto, que se marcharía poco después enfadado tras pitarle la segunda falta del encuentro. Llull, al igual que cerraba el resultado madridista en el primer cuarto, lo abría en el segundo. Rudy Fernández impulsaba a la afición y a sus compañeros con un triple para quedarse a sólo un punto (24-25). Éste sería protagonista dos jugadas después con una técnica debido a una protesta al árbitro.

Baskonia se marchaba hasta poseer una diferencia de siete, con 24-31 en el marcador. Pablo Laso reaccionaba, de nuevo, con un tiempo muerto a falta de 3:53 para el descanso. Jaycee Carroll y Felipe Reyes levantaban el pabellón con un triple y dos tiros libres respectivamente.

En ataque los madridistas salvaban los muebles como podían desde dentro, y con Carroll desde fuera, pero la defensa se convertía en el principal problema.

Un espectacular Reyes, junto a Campazzo y Doncic, ayudaban al equipo blanco a llegar al descanso con empate, con un resultado de 39-39.

Voigtmann abría el tercer cuarto con un triple frontal con el que cogían la primera ventaja. Thompkins, desde el bando blanco, sería quien anotase la primera cesta. Voigtmann de nuevo y Timma volvían a atacar al Madrid para ponerse seis puntos arriba (43-49).

La versión buena de Luka Doncic llegaba en este cuarto, con seis puntos casi seguidos y alcanzar un total de 10 con tres cuartos y medio cumplidos. Le acompañaba Fabien Causeur, con un triple, para poner al Real Madrid arriba (50-49). Tavares hacía saltar a la afición de sus asientos con dos puntos que volvían a dar la vuelta al marcador para ponerse por delante.

El encuentro tomaba el aspecto de una final. El Wizink Center se volvía una caldera en acciones de ataque de Kirolbet Baskonia.

El pívot de Cabo Verde se convertía en el líder en ataque junto a Doncic, con 12 puntos. El problema seguía siendo la defensa. En muchos momentos pecaba de ser floja, pero en el momento que se volvían más duros aparecían los árbitros para pitar falta.

Los hombres de Pedro Martínez daban un golpe sobre la mesa con un triple lejano de Janning para poner una ventaja de nueve puntos al final del tercer cuarto, con 58-67 en el marcador.

Jaycee Carroll aparecía en el encuentro, y además anotaba la primera canasta del último cuarto, pero los visitantes no fallaban. A falta de seis minutos para el final, Sergio Llull anotaba un triple en movimiento para acercarse a sólo dos puntos, 70-72.

El partido estaba en su mejor momento, sin un claro vencedor y con ambos conjuntos jugandose el tipo para anotar o recuperar un balón.

La remontada que estaba cosechando el equipo blanco tenía nombre y apellido, Jaycee Carroll. El escolta se echaba a los suyos a la espalda hasta dejarles a sólo un punto (78-79) y dejando 17 en su cuenta particular.

Jeffery Taylor sumaba un triple y el pabellón estallaba. El Real Madrid conseguía ponerse tres puntos arriba (82-79) a falta de 2:37 para el final. Los de Vitoria no se rendían, empataban e incluso se ponían por delante con dos tiros libres de Vildoza (84-86) a falta de un minuto.

Al final, Kirolbet Baskonia tomaba ventaja con tiros libres. Los madridistas trataban de vencer con dos triples consecutivos, de Llull y Carroll, pero resultaría inútil pues los visitantes no cedían desde el tiro libre. El Baskonia conseguía la victoria por 90-94 para sumar el 1-0 en la serie.

Share