(LigaEndesa)

El Real Madrid volvía a jugar en casa un partido de la Liga Endesa tras un meses de competición donde a parte de jugar únicamente partidos como visitante, también lograron su cuarta Copa del Rey consecutiva. Por este motivo, el equipo Herbalife Gran Canaria, dio la bienvenida con un pasillo de honor al veintisiete veces campeón de la Copa de España.

Una ves realizados los actos de homenaje, la bola echó a rodar. Desde el principio del partido el equipo de Pablo Laso se encontró con un gran Gran Canaria, que venía  de caer en primera ronda de la Copa del Rey. Tanto es así que el equipo dirigido por Luis Casimiro, llevo la delantera desde el primer momento del encuentro y logrando un parcial de 4-19 en los primeros 7 minutos de partido. En estos primeros minutos pudimos observar un Gran Canaria bien dirigido por su base Oliver, con un gran pivot como Pasecniks, que, además de anotar consiguió frenar a Felipe Reyes tanto en la lucha en el rebote como en defensa.  Otro de los destacados del primer cuarto,  del equipo visitante, fue Kuric que consiguió un  total de 19 puntos.

El segundo cuarto comenzaba con 9-23, el Madrid debía reducir distancias si no quería que se distanciaran más en el marcador. A pesar de los esfuerzos de Pablo Laso dando instrucciones desde la banda, el Real Madrid  jugaba a rachas. De vez en cuando se acercaban,  sin embargo en otras ocasiones el equipo visitante aumentaba su renta. Con esto se llegó  un 33-44 al final del 2° cuarto.

El Real Madrid tan sólo tardo cuatro minutos, desde ela inicio de la segunda parte,  en colocarse a 1 punto. Fue aquí donde el de siempre volvió aparecer, Lull  a trevés de tres triples consecutivos  acerco a su equipo en el marcador. Sin embargo, el Madrid volvió  a relajarse y las diferencias en el marcador siguieron orbitando alrededor de los 8 puntos.

Finalmente el Gran Canaria logró mantener las diferencias durante el 4° cuarto lo que provoca que el Madrid sume su quintacta derrota en la Liga Endesa. Lo más destacable de este último cuarto fue la batalla de triples que tuvieron Carroll y Kuric. Lo más destacable del Madrid, el gran partido de Lull (28 puntos, 2 rebotes y 3 asistencias), que a pesar de sus esfuerzos no logró llevar al Madrid a la victoria.

 

Share