El Real Madrid, vigente campeón de Europa, se estrenaba ante el Darussafaka Tekfen Istanbul en un partido que partían como favoritos.

Los turcos arrancaban de inicio con McCallum, Demir, Kidd, Brown y Eric. Mientras, los blancos salían a jugar con Causeur, Randolph, Tavares, Llull y Taylor.

Pablo Laso era galardonado antes del comienzo del encuentro como Mejor Entrenador de la pasada Euroliga. Un reconocimiento que otorgaban el resto de entrenadores.

El balón se elevaba a lo alto del Wizink Center y Tavares palmeaba del lado blanco. La primera cesta llegaba de manos de Sergio Llull, en la primera jugada del partido. Michael Eric contestaba con dos puntos. Randolph daba una primera ventaja al Madrid con siete puntos casi consecutivos. Jeff Taylor le complementaba con otros cinco; y el Madrid se alejaba en el luminoso hasta el 17-6, esto provocaría que los turcos necesitasen de un tiempo muerto para tratar de frenar a los locales y realizar unos ajustes.

El conjunto de Estambul reducía la desventaja hasta rebasar los diez puntos. Sergio Llull anotaba de desde el 6,75, pero Ozmizrak le tomaba la réplica para dejar un marcador al final del primer cuarto de 25-18.

El segundo cuarto comenzaba fuerte. Facundo Campazzo sorprendía con un 3+1. Ambos equipos golpeaban en uno y otro campo. La defensa al hombre de los blancos no era lo suficiente intensa, pues los turcos anotaban para no alejarse en el partido. La pólvora turca comenzaba a mojarse, mientras que los blancos continuaban con su estampida, alcanzando los 15 puntos de ventaja con tres minutos por jugar del segundo cuarto. Esta ventaja varió durante el resto del cuarto, pero iba a ser con la que cerrasen los blancos el primer tiempo, dejando un marcador de 53-38 con un triple final de Rudy Fernández.

Fuente: Liga Endesa

El Real Madrid volvía a anotar primero en la segunda parte, con Anthony Randolph desde la línea de tres puntos. Él mismo se echaba el equipo a las espaldas (9 puntos en apenas tres minutos). El norteamericano con nacionalidad eslovena llevó en volandas a los suyos hasta alcanzar una ventaja superior a 20 puntos (69-47). McCallum, ex de Unicaja de Málaga intentaba reducir la desventaja con puntos, ya sea desde dentro o desde fuera de la zona.

El tercer cuarto se convertía en todo un festival de anotación. Los madridistas sumaban de tres en tres o con jugadas rematadas dentro de la zona con el sello de Eddy Tavares. Nada más y nada menos que 38 puntos lograban endosar Sergio Llull y compañía en este tercer periodo. Se han quedado a tan solo cinco puntos de superar el actual récord de puntos anotados en un cuarto en Euroliga (Maccabi, con 43 puntos). El cuarto se cerraba con 91-69.

Como comenzaban el tercer cuarto, comenzaban el último, con un nuevo triple; aunque esta vez llevaba la firma de  Jaycee Carroll. El Real Madrid alcanzaría los 100 puntos con una jugada que incluye un triple de Carroll y dos puntos de Felipe Reyes.

El resto del encuentro no tuvo ningún traspié, pues estaba casi sentenciado. El Real Madrid conseguía llevarse una cómoda victoria con el aliciente de que todos sus jugadores han logrado anotar al menos un punto. El encuentro se cerraría con un marcador de 109-93, y con una excelente actuación de Anthony Randolph, con 16 puntos.

 

 

 

Share