La expulsión de Manu H. y el consiguiente fallo de Belman, hacen que no sirviera de nada la remontada conseguida anteriormente por los de Solari. Primera derrota del 2018 en casa para los blancos, que fueron superiores hasta quedarse nuevamente con 10 el minuto 30 de la segunda mitad.

Se presentaba otro partido complicado en el Di Stefano. El Castilla, tras una nueva derrota fuera de casa, se enfrentaba como local al quinto clasificado de la segunda división B española. La diferencia entre ambos equipos era de 7 puntos antes del comienzo del encuentro, por ello Solari salía con su once habitual exceptuando la entrada de León por el lesionado Javi Sánchez.

El partido, como era de suponer, comenzó muy igualado con ocasiones para los dos equipos. El fútbol de control que intentaban imponer sendos conjuntos, era roto en pocas ocasiones  por jugadas individuales por banda que acababan en nada. Pasados los 18 primeros minutos de esta primera mitad el Navalcarnero se adelantaría. Gran desmarque en ruptura de Cidoncha que le sirvió para quedarse frente a Belman, el cual aun estando un poco escorado, supo definir muy bien empalmando un balón que le venía botando por encima del cancerbero madridista.

“Reguilón le regaló el empate a Cristo” 

Tras el gol del Navalcarnero, los de Solari se hicieron con el dominio total de la pelota, obligando a los del suroeste de la Comunidad de Madrid a cerrarse atrás. Labor que hicieron muy bien los de Julián Calero, que no les importaba darle el esférico a los blancos y esperar. Pasaban los minutos y al Castilla le costaba mucho generar peligro, fruto de esa muy buena defensa cerrada mencionada anteriormente. Pero cuando la primera parte parecía estar encaminada a vestuarios con este resultado negativo para el Castilla, una gran jugada combinativa por banda izquirda dejó solo a Reguilón frente a Isma Gil, y este con un pase de la muerte atrás le regaló el empate a Cristo. Con esta jugada concluirían prácticamente los primeros 45 minutos.

 

realmadrid.com

La segunda mitad comenzaría como acabó la primera, con un Castilla dominador del balón y un Navalcarnero, algo menos encerrado, pero cediéndole el esférico a los de Solari. Fruto de este dominio llegaría el segundo gol de Cristo. Gran jugada de Seoane, que tras marcharse de uno combinaría con Franchu al espacio, para que posteriormente el argentino realizará un muy buen centro raso al segundo palo donde estaría Cristo, que al igual que en el primero solo tendría que empujarla.

“Error de Belman y zapatazo de Stevens que darían la victoria a los rojiblancos”

Corrían los minutos y el marcador se mantenía favorable para los blancos, hasta que en el minuto 75 se marcharía expulsado Manu Hernando, que tras perderla en la salida desde atrás se vio obligado a cometer una falta, por la que vería la segunda amarilla. Con el consiguiente lanzamiento de tiro libre, vendría el gol del empate para los rojiblancos. Jesús se encargaría de mandar el balón a la red tras un fallo garrafal en el blocaje de Belman, con el que comenzaría el naufragio del primer filial blanco. Después del empate, y con un jugador menos el Castilla, vendría la sentencia  del Navalvarnero. Tremendo zapatazo desde la frontal en el minuto 81 de Stevens, que se colaba por la escuadra izquierda de la meta blanca, haciendo imposible la estirada del portero.

Primera derrota de los blancos en lo que va de año en el Di Stéfano, que hunde al Castilla en su lucha por el ascenso.Por otro lado, gran victoria, sobre todo en lo moral, del conjunto del suroeste de Madrid, que le sirve para alejarse  aun más de un rival directo como es el Castilla.

 

 

 

Share