Partido duro para los de Solari que consiguieron empatar cuando el partido se moría. El encuentro estuvo marcado por la expulsión de Dani Gómez al final de la primera parte, que puso cuesta arriba el encuentro para los blancos. El Adarve por su lado, consigue un nuevo empate en un campo complicado como es el Di Stéfano.

Se presentaba partido complicado en el Di Stéfano para los de Solari. El Castilla, que venía de perder fuera contra la Gimnástica Segoviana, recibía al Adarve con solo un punto de ventaja sobre estos en la clasificación liguera. Por otro lado, la Unión Adarve venía de empatar y con ganas de llevarse algo positivo del feudo blanco.

El partido comenzaba con un ritmo alto sin dominador alguno del esférico, algo extraño últimamente pues el Castilla suele llevar la voz cantante en casa, y demasiado interrumpido por las continuas faltas del Adarve que empezaba a calentar un poco el encuentro. Con el paso del tiempo el primer filial blanco parecía hacerse un poco más con el dominio de la pelota, pero las ocasiones no llegaban para ninguno de los dos conjuntos.

“Dani Gómez cayó en la provocación y fue expulsado”

La más clara de esta primera mitad fue para el central blanco León, que tras un gran córner botado por Quezada remató algo centrado, encontrándosela así De las Heras pues de ir algo más ladeado estaríamos hablando del primer gol del encuentro. Cuándo todo parecía encaminado al descanso sin que ocurriera nada más, Dani Gómez sería expulsado. El nueve del Castilla caería en la provocación, y después de ser agredido previamente, se quiso tomar la justicia por su mano y se la devolvió al central rival, viéndolo así el linea y dejando al Castilla con 10 toda la segunda mitad. Se llegaría así al descanso, con el resultado gafas y con todo por decidir en la segunda mitad.

realmadrid.com

La segunda mitad comenzaría con un Adarve mucho más adelantado, fruto de la superioridad numérica, y un Castilla esperando atrás para intentar sufrir lo menos posible y buscar salidas rápidas a la contra. Todo cambiaría en el minuto 65 cuando tras una gran jugada combinada de “La Manada” dejaría solo a Leo frente a Luca, y este no fallaría, haciendo imposible la estirada del meta blanco.

Este gol cambiaría radicalmente el encuentro, haciéndolo más abierto y comenzando a llegar así las primeras ocasiones de la segunda mitad para ambos equipos. Las más claras llegarían para el equipo visitante, haciendo sufrir a los de Solari, que conseguían plantarse de vez en cuando en la frontal contraria, pero sin llegar a crear demasiado peligro al meta De las Heras.

“Fidalgo empató cuando el partido se acababa”

Corría el luminoso en el Di Stéfano y todo parecía encaminado a la victoria del equipo visitante, pero en el minuto  87 Quezada colgaría una falta desde el centro del campo y tras un rebote y un grandísimo centro desde la banda derecha de Manu Hernando, Fidalgo remataría a quemarropa empatando así el encuentro cuando este parecía llegar a su fin.

Acabaría así el partido con reparto de puntos para los dos equipos, que les deja en la misma situación que antes del comienzo del partido. El Castilla consiguió salvar un punto que tenía perdido hasta el minuto 87, después de quedarse con 10 al final de la primera parte.

Share