La victoria frente al Levante el pasado sábado no debe en ningún caso menospreciarse. Sumar de 3 en 3 parece más importante que nunca en esta etapa de la temporada, y esta vez debemos celebrarlo por motivo doble: además de haber logrado alcanzar de nuevo el liderato, ningún integrante del equipo acabó en la enfermería (visto lo visto, esto segundo es la noticia del día). Además de los 3 puntos y la sensación del trabajo bien hecho, cabe incluir en estas líneas menciones especiales a tres jugadores: Marcelo y su don para quebrar y percutir en defensas cerradas por la banda izquierda, la reaparición del mejor Jesé desde que se recuperara de la lesión, y un Keylor Navas inmisericorde cada vez que alguien se atreve a chutarle en el Bernabéu. Pero esto es el Real Madrid, y aquí sólo se puede mirar hacia delante. Y no es un panorama en calma el que se nos presenta.

 

En su incansable afán de buscar símiles y metáforas de otras disciplinas y aplicarlas al mundo del fútbol, la prensa deportiva introdujo el “Tourmalet” (paso montañoso de los Alpes, especialmente conocido por su relación con el Tour de Francia y su dureza) como término idóneo para ilustrar una serie de encuentros consecutivos de una dificultad elevada. Y esto es, precisamente, lo que se le avecina al conjunto de Rafa Benítez: dos salidas consecutivas a París y a Vigo, recibir a Las Palmas, viajar al Sánchez Pizjuán, de nuevo el PSG en casa y jugar El Clásico en el Bernabéu. Todo esto, en tan solo un mes. Si ya de por sí afrontar todos estos compromisos se presenta complicado, añadámosle un nuevo parón de lesiones, perdón, de selecciones, justo antes de medirnos al Barcelona en el partido más importante de la primera vuelta de la Liga. Pero, ¿cuál es la situación actual de los lesionados? Si bien es verdad que la situación es menos dramática que hace algunos días, aún quedan de baja algunas piezas importantes del equipo. Vamos a echarle un vistazo a cómo avanzan en sus recuperaciones los jugadores:

 

Benzema: Deschamps echó por tierra todo el trabajo que venía haciendo Benítez con el francés. En lugar de contribuir en la búsqueda del mejor momento de forma del 9 cocinando a fuego lento su partido completo, le cargó de minutos, derivando esto en una lesión en el bíceps femoral de su pierna izquierda. Se le decretaron 2-3 semanas de baja.

James: cayó con Colombia. Pero no sólo eso: además fue en un amistoso, que de amistoso tuvo muy poco. El cafetero sufrió una cacería de la que no salió indemne, y le provocaron una rotura muscular del muslo izquierdo. Afortunadamente, sólo resta una semana para volver a tener al parcero a disposición de Benítez.

Carvajal: siendo el mejor del encuentro en la primera parte que jugó en el Calderón, el canterano sufrió una lesión de los tendones del tobillo derecho. Su tiempo de recuperación tampoco es muy elevado, y se espera que se incorpore al trabajo con el grupo dentro de alrededor de una semana.

Pepe: el portugués continúa en su puesta a punto tras una lesión muscular en su pierna izquierda. Aunque se entrena, se espera que vuelva contra Las Palmas en el Bernabéu.

Bale: este lunes el club ha emitido un comunicado informando de una nueva lesión en el sóleo del galés, que jugó 45 minutos después de haber disputado todo con Gales en el parón. Aunque su tiempo de recuperación tampoco se espera que supere la semana y media, se pierde los compromisos contra el PSG y el Celta.

 

Como no todo podían ser malas noticias, este lunes también nos ha dejado una de las mejores noticias posibles. Luka Modric, que llegó del parón con molestias en los abductores del muslo derecho, se ha incorporado al trabajo con el resto de sus compañeros. Además, el descarte de una posible lesión muscular de Cheryshev, y la incorporación al trabajo de Sergio Ramos han sido las notas positivas de este comienzo de semana en la que debemos enfrentarnos a París Saint-Germain y Celta lejos del Bernabéu. La vuelta al 11 de Danilo en el encuentro contra el Levante supuso un alivio para un equipo que necesita aprovechar el fondo de armario que tiene para poder rendir al máximo en este devenir de la temporada. Uno de los más beneficiados de estas ausencias sufridas ha sido Casemiro. El brasileño, duro como una roca, ha resultado ser el antídoto perfecto al virus FIFA. Lleva varios partidos de titular, en los que ha exhibido su voraz faceta defensiva, pero también la vertiente creadora del juego. Aunque tiene otras virtudes mayores, otra de las características que diferencian al carioca es que nunca le quema el balón. Tiene mucho criterio a la hora de sacar la pelota jugada, lo que le convierte en una opción sensacional para el centro del campo, independientemente de las bajas del equipo.

 

PSG-Real Madrid

Nuestro “Tourmalet” arranca, como no podía ser de otra manera, en tierras francesas. Nos medimos en París al PSG. El equipo galo lidera la Ligue One, viniendo además de ganar 0-2 en Bastia con un doblete de Ibrahimovic. El sueco llega al partido en un brillante estado de forma, postulándose, junto con Di María, como las principales amenazas para los blancos. Los parisinos forman parte del selecto grupo, junto al Celta, el Bayern y al propio Real Madrid, de equipos que aún no conocen la derrota en la temporada 15/16. En Champions son colíderes del grupo A, contando sus partidos por victorias. Comenzaron la competición ganando cómodamente en casa al Malmo, y en su último choque de Liga de Campeones dieron un auténtico golpe de autoridad de Ucrania endosándole un 0-3 al Shakhtar.

 

Celta - Real Madrid

Segunda parada: Vigo. Nos recibe, después de una semana entera preparando el encuentro, un Celta que ha firmado un inicio de Liga espectacular. Los de Berizzo ocupan la primera posición de la tabla, empatados a puntos con Madrid y Barcelona, y con un tridente ofensivo completamente iluminado. Iago Aspas, Orellana y Nolito han marcado 15 de los 20 goles de los celestes en esta Liga. El Celta, que viene de ganar en El Madrigal al hasta ahora líder de la clasificación, es el cuarto equipo, como digo, además de PSG, Bayern y Madrid, que permanece imbatido en la temporada. Sin duda, todo un “hueso” para los de Benítez, más aún después de tener que hacer frente a la batalla de París.

 

Real Madrid - Las Palmas

Llegaremos, el 30 de Octubre, al primero de los tres partidos de este “Tourmalet” que disputaremos en el Bernabéu. El equipo canario, que ocupa actualmente el penúltimo puesto de la tabla, intentará por todos los medios hacer “su” partido contra un equipo blanco que seguro acusará el cansancio. El antídoto a esta situación, las rotaciones. Aunque hacer fútbol-ficción es probar suerte en la lotería, tratar de meter gol rápido y dar descanso a los jugadores más mermados seguro que es una de las muchas posibilidades que han pasado por la cabeza de Rafa Benítez. Tras las duras salidas a París y a Vigo, en el partido previo a medirse de nuevo al equipo galo, dudo mucho que jueguen todos los titulares este partido.

 

Real Madrid - PSG

De nuevo, nos volveremos a ver las caras con los parisinos en el que será, probablemente, e independientemente del resultado de la ida, el encuentro de más importante de la fase d grupos. El factor “morbo” de la vuelta de Di María al Bernabéu, y sobre todo la lucha directa por la consecución de la primera plaza del grupo, convierten el partido en un choque verdaderamente trepidante.

 

Sevilla - Real Madrid

Afrontaremos en Sevilla la última salida de este encadenamiento de partidos antes del Clásico. Por todos es conocido que el conjunto de Emery no atraviesa en la actualidad su mejor momento, pero mirando su plantilla jugador por jugador, barruntar que será un encuentro relativamente cómodo sería una auténtica temeridad. En el Pizjuán no queda una sóla butaca libre cada vez que lo visitan los blancos, y los jugadores del Sevilla siempre hacen actuaciones especialmente acertadas. Sobra decir que ganar este partido sería importantísimo, ya que sería quitar de la lista de salidas complicadas uno de los estadios más difíciles, y un golpe de autoridad clave antes del partido contra el Barcelona.

 

Real Madrid - Barcelona

Con un parón de selecciones de por medio, finalizaremos nuestro “Tourmalet” con el pico más alto de dificultad. El F.C. Barcelona visitará nuestro estadio presumiblemente con Messi recuperado. El estado de forma de Neymar y los galones que ha cogido durante su ausencia le convierten en la otra gran amenaza de los culés. Por la parte que nos concierne, no podemos dejar escapar esos 3 puntos en nuestro estadio que significarían certificar nuestra firme voluntad de ganar la Liga de una vez por todas. Hacer cávalas sobre este partido y cómo llegarán ambos conjuntos es prácticamente imposible, y lo único que espero es que la enfermaría esté vacía por primera vez en la temporada en este partido tan importante.

 

 

 

 

 

 

Share