La cara y cruz en la Euroliga se enfrentaban hoy en la Euroliga. El Real Madrid es líder junto a Fenerbahçe y CSKA Moscú con tres victorias en sus tres encuentros disputados; el rival de hoy sería el Buducnost VOLI Podgorica, decimoquinto clasificado con tres derrotas (no conoce aún la victoria).

Los blancos comenzaban el partido con Causeur, Randolph, Tavares, Llull y Taylor. Mientras, los visitantes jugarían con Clark, Clarke, Gordic, Craft y Omic.

INICIO A MEDIO GAS 

La primera posesión caía en manos del Buducnost, que anotaban de dos puntos con Clarke. Anthony Randolph sumaba de tres puntos para poner por delante a los suyos. Los primeros cinco minutos apenas traían puntos, sumando 14 entre los dos equipos (8-6).  Este marcador aumentaría, principalmente, con puntos desde debajo del aro como los de Tavares. Poco a poco sumaba el cuadro blanco, y con un marcador de 21-15 se cerraba el primer cuarto.

El equipo de Pablo Laso daba un golpe sobre la mesa en el inicio del segundo cuarto, poniendo un parcial de 11-4 en cuatro minutos de juego, lo que les daba una ventaja de trece puntos (32-19). Recortaban distancias los montenegrinos con un 0-5 después de esta máxima diferencia alcanzada. Un tiempo muerto a falta de dos minutos para el descanso era suficiente para alimentar de pólvora el brazo de Rudy Fernández, que sumaba dos triples casi consecutivos. El descanso llegaría al WiZink Center con un luminoso señalando un 44-31 con el que los blancos mantenían la máxima del partido.

Fuente: Real Madrid

FINAL NEGRO PARA LOS DE MONTENEGRO

Jeff Taylor abría la lata en la segunda parte con un triple desde la esquina. El Madrid ponía una marcha más en su camino hacia la victoria, lograba sumar un parcial de 10-0 en 2:15 minutos de juego del tercer cuarto. La ventaja ascendía hasta los 23 puntos (54-31). A punto de alcanzar el ecuador del tercer periodo, el Buducnost anotaba sus primeros puntos de la mano de Clarke. Los hombres de Laso continuarían en el mismo camino, finalizando el tercer cuarto con 65-44 en el marcador.

El último periodo se abría como ya ocurrió en el tercero, con un triple, solo que esta vez llevaba el sello de Jaycee Carroll. El conjunto madridista no hacia más que aumentar su ventaja, alcanzando los 34 puntos de diferencia entre uno y otro equipo. No cambiaría mucho la situación en este final de partido, que al final terminaría con victoria blanca por 89-55.

 

Share