Real Madrid vs Khimki Moscow Region, o lo que es lo mismo, el primer clasificado (6-0), y el duodécimo (1-5).

El WiZink Center volvía a vestirse de gala para albergar una nueva jornada de Euroliga. Además, Eddy Tavares recibía el premio al MVP del mes de octubre.

Los blancos comenzaban de inicio jugando con Causeur, Randolph, Tavares, Llull y Taylor; mientras que, del lado ruso jugarían con Bost, Crocker, Gill, Jenkins y Mickey.

El primer balón caía en manos del Khimki, aunque erraban en el tiro de tres. Fabien Causeur, por otra parte, no fallaba y anotaba los dos primeros puntos. El francés anotaba también los cuatro siguientes puntos. Los visitantes anotarían después sus primeros puntos de la mano de Gill. Los de Laso ponían el 11-5 en el luminoso con 4:51 minutos por jugar aún y con un tiempo muerto de Bartzokas ya pedido. Llull subía a 9 esa ventaja con un triple. Entre Causeur y Llull resolvían el papel ofensivo en el primer cuarto. Dejando el marcador en 19-12.

Facundo Campazzo abría la lata en el segundo cuarto con un nuevo triple. Pero los visitantes no se arrugaban, encadenando varias canastas consecutivas. El Madrid hacía lo mismo; con un quinteto cambiado al completo, los blancos ponían tierra de por medio, sumando una ventaja de 13 puntos (34-21).

Los rusos despertaban y lograban reducir esa diferencia que ya era superior a los diez puntos hasta los cinco (34-29), lo que provocaba un tiempo muerto de Laso. El segundo cuarto finalizaría con más anotación por parte de ambos conjuntos, con un marcador de 41-35 tras una última gran jugada de Gabriel Deck.

Fuente: Euroleague

Mickey, con un triple, acercaba a los suyos a sólo tres puntos, además de ser la primera canasta de la segunda mitad. Aunque los blancos no cedían en su empeño de ampliar la ventaja, volviendo a poner el +10 con tres minutos jugados (51-41). Un 0-6 de parcial volvería a apretar el encuentro. Por primera vez en el partido, el Khimki Moscow Region, se ponía por delante (54-55), aunque al final del tercer cuarto, el luminoso reflejaba el 56-55.

Los de Bartzokas volvían a ponerse por delante al inicio del último cuarto, pero una antideportiva dejaba a los blancos por encima de nuevo. Éstos mantenían su dominio con una ventaja mínima, pero que lograban no perder. Al final, el Real Madrid lograba hacerse con la victoria por 79-74. De esta forma, los de Laso continúan invictos en Euroliga.

Share