Por segunda ocasión en esta temporada, el Real Madrid jugaba ante el FC Barcelona Lassa. Esta vez sería en competición europea y con el WiZink Center como santuario. Con la victoria de hoy, los blancos sumaban la victoria número 10 en la Euroliga.

Los blancos salían a pista con Deck, Causeur, Randolph, Ayón y Llull, siendo este último quien anotase los primeros puntos del casillero local. Por el contrario, el Barça jugaba con Heurtel, Hanga, Claver, Singleton y Tomic.

El equipo de Laso ponía la delantera en el partido con un parcial de 8-2 en los primeros tres minutos. Recortaba distancia el FC Barcelona con Hanga y Tomic para ponerse a tres puntos (10-7). Los catalanes presionaban todo el campo, incluyendo el saque de fondo. Anthony Randolph ponía una marcha más, sumando ocho puntos él solo en siete minutos; ‘On fire’ era la palabra que definía la internacional esloveno, que aumentaba su registro de puntos hasta los 13. El primer cuarto se cerraba con 22-17 en el luminoso.

La energía del ‘Facu’ la trasladaba al encuentro, aumentando el ritmo del mismo. La ventaja se mantenía, sin sobrepasar la barrera de los diez, aunque Pesic si aprovechaba para avisar a los suyos de que no debían ceder más. Esa barrera que tanto intentaban evitar se pasaba hasta los 15 (min 6). El partido se rompía con los robos de balón del Madrid, que terminaban en canasta la mayoría de las veces. Jaycee Carroll se hacía grande en el segundo cuarto y Facundo Campazzo cerraba la primera parte con un triple desde la línea de tiro libre del campo madridista para poner el 53-30 en el marcador.

https://twitter.com/EuroLeague/status/1073317286184935424

El FC Barcelona Lassa salía con más fuerza que el Real Madrid en el inicio de la segunda parte. El quinteto titular blanco volvía a carburar con canastas de Llull y los triples de Randolph. Llegaba el +25 al partido con un mate a una mano de Gabriel Deck. Pesic se veía obligado a parar el juego, se quedaban a medio gas, con partes muy irregulares dentro del tiempo de juego. Comenzaban a encontrarse más cómodos los catalanes, que bajaban la diferencia hasta los 17. Volvía el juego pausado al WiZink Center, con el Madrid manteniendo una diferencia hasta el final del tercer cuarto de 19 puntos (69-50).

Triple de Trey Thompkins para abrir la lata en el último periodo y vuelta a los 20 de ventaja. Los madridistas presionaban y lograban forzar muchas pérdidas, dejando de esta forma sin opciones al FC Barcelona. Triple tras triple, el Real Madrid continuaba dando espectáculo hasta el final del partido. El marcador final sería de 92-65.

Share