El Madrid se impone al Barça en el primer partido de la final de la Liga Endesa, en un encuentro muy disputado que no se decidió hasta el final. A pesar de que los blancos estuvieron todo el partido por delante en el marcador, en ningún momento consiguieron escaparse del Barça que intentaba remontar el partido pero finalmente se quedó en nada.

Claves del partido

Ausencia de Tomic: Posiblemente, su peor partido contra su antiguo equipo, y el Barça lo acabó notando. Estuvo con problemas de faltas desde el principio, pero cuando estuvo en pista tampoco lo supo aprovechar.

– Hezonja: A diferencia de su compatriota, el joven croata si que se echó el equipo a la espalda, y con unos triples imposibles metió a su equipo en el partido cuando más perdido parecía.

Se trabó el partido: Tras el descanso, las defensas se impusieron a los ataques, un estilo más favorable al Barça, aun así los blancos lograron mantener la victoria.

– Los minutos finales: Al Barcelona le tembló el pulso en los últimos compases del encuentro, cuando se puso a tan solo dos puntos, fue incapaz de culminar la remontada.

– A remolque: El Madrid fue prácticamente siempre por delante en el marcador, y ya sabemos que al Barça le cuesta más desarrollar su juego cuando va por debajo, aun así plantó cara hasta el final.

El partido empezaba con problemas para Tomic, que en menos de cuatro minutos acumulaba dos faltas, no era el único problema del Barça que también perdía numerosos balones, aun así, su buen acierto le permitía tener el partido igualado. Tres triples casi consecutivos del Madrid  ponían una ventaja de +8 para los blancos,  que tras un triple de Hezonja casi sobre la bocina dejaba el marcador 27-20.

Eléctrico el empiece del segundo cuarto por parte de ambos equipos, donde el Madrid seguía manteniendo su pequeña ventaja a pesar del esfuerzo de los culés en igualar la contienda. En este intercambio de golpes entre los dos equipos en este cuarto, los blancos consiguieron mantener esa ventaja de 7 puntos al descanso, 47-40.

Tras el descanso los dos equipos salieron algo trabados en ataque cometiendo muchos errores. y las defensas se imponían con claridad, un terrero a priori más favorable a los de Xavi Pascual. Una muestra de esto es que el tanteo en este cuarto cuando se llevaban siete minutos era de 7-5. Finalmente, los de Laso siguieron manteniendo su pequeña renta sobre los azulgrana, 59-53 antes de empezar los últimos diez minutos.

El inicio del último cuarto seguía con esa tónica poco anotadora, de hecho tardaron casi dos minutos y medio en inaugurar el marcador, aunque el Madrid empezó a circular bien el balón y anotar con facilidad, consiguiendo ventajas en torno a los diez puntos, pero Hezonja se esforzaba en no escaparse del partido con tres triplazos, que ponía al Barça a cuatro puntos y los metía de lleno en el partido. Pero el Madrid tras saber aprovechar mejor sus últimos minutos, se llevó la primera victoria de la serie.

Share