Estudiantes y Real Madrid se medían en la jornada 5 de la Liga Endesa con un balance opuesto,  tres victorias y una derrota los blancos, por las tres derrotas y una victoria estudiantil. Pese a esto, los derbis son partidos de alta tensión y el partido no se decidió hasta que quedaban algo menos de treinta segundos, pero finalmente los de Laso consiguieron llevarse el primer derbi (75-80).

El Estudiantes empezó el partido mejor que sus rivales de la capital, aun así, al final del primer cuarto tan solo se fueron 4 arriba. En el segundo cuarto, los blancos le dieron la vuelta a la tortilla para irse al descanso mandando en el marcador por cinco tantos. En la segunda parte, ya no volverían a ir por detrás en el marcador, a pesar de que el Estudiantes hiciera todo lo posible, animado por la afición, pero el Madrid supo aprovechar los pocos errores de los colegiales para llevarse la victoria.

Claves del partido

  • Partido embarrado: El Madrid llegaba con una media de 94 puntos por partido, pero el Estudiantes sabía que no podía competir a ese nivel con el Madrid, por lo que bajó el ritmo del partido.
  • Rebotes ofensivos: El equipo blanco tuvo en las segundas oportunidades una de sus grandes armas, 15 rebotes ofensivos consiguieron por tan solo 6 de los estudiantiles.
  • Plantilla corta: La rotación del Estu de tan solo 8 jugadores, le pasó factura ante una mayor amplitud de la blanca.
  • Microondas Carroll: El escolta anotó 14 puntos en diez minutos que estuvo en pista. Algunos fueron vitales para el porvenir del partido.
  • Juventud/experiencia: A pesar del buen partido que hicieron los jóvenes canteranos del Estu, sobre todo Juancho y Jaime Fernández, en los últimos minutos de partido, tuvieron algunos errores fruto de la inexperiencia. Los blancos supieron aprovechar estos errores para ganar el partido.

Share

Sobre El Autor