Mucho tiempo había pasado sin que los nuestros jugasen. Hoy les tocaba ante un rival que, contra todo pronóstico, se ha metido en semifinales después de vencer en dos encuentros a Valencia Basket. El Real Madrid se la juega al mejor de cinco partidos ante Herbalife Gran Canaria.

Del lado madridista comenzaban jugando Campazzo, Doncic, Taylor, Randolph y Reyes, siendo de éste último la primera canasta blanca.

Por parte de Herbalife Gran Canaria salían Oliver, Rabaseda, Radicevic, Baez y Fischer. Que además implantaban un parcial inicial de 2-11 en el marcador con 3 minutos de juego.

Los isleños, con más rodaje en estos playoffs, anotaban desde dentro y desde fuera. La defensa madridista era lenta y el rebote no era cerrado en condiciones, y provocaba una desventaja de diez puntos (6-16). Tras muchos fallos en el tiro libre, los blancos sumaban con Rudy, Felipe y Llull para acercarse a ocho puntos (12-20) con un minuto por jugar del primer cuarto. Al final, el marcador se cerraba en un 14-22 para Gran Canaria.

Fuente: Liga Endesa

Rudy Fernández abría el segundo cuarto con triple, Carroll le seguía con otros dos tras canastas entre medias de los canarios y se acercaban a sólo tres puntos (23-26). Pero la cosa no terminaría ahí, sino que Radoncic aparecía para reducir a un sólo punto la diferencia, lo que provocaría un tiempo muerto de Luis Casimiro.

Los blancos lograban empatar después de permanecer abajo desde el inicio del encuentro, y Carroll sería el encargado de poner, por primera vez, a los de Laso por delante, con 33-30 en el luminoso.

Un parcial de 12-0 provocaba la primera gran ventaja del Real Madrid, con anotación desde dentro y desde fuera de la zona. Rudy y Carroll cogían las riendas del equipo desde fuera y Tavares capturaba los rebotes con los que aprovechaban las segundas oportunidades, con todo ello se marchaban al descanso con 42-32 en el marcador.

Tavares inauguraba el marcador de la segunda parte y Anthony Randolph, junto a Causeur, le seguían. Esto provocaba otro tiempo muerto solicitado por Luis Casimiro, que veía a su equipo perdido en ataque y con muchas pérdidas, lo que significaba más puntos para el lado local, hasta poner el 49-32 en el marcador.

Mekel anotaba la primera canasta para los canarios después de dos minutos de juego, y Radicevic le acompañaba con un triple desde la esquina. Los de Gran Canaria despertaban al fin.

Los blancos defendían con intensidad, lo que provoca el fallo de los interiores de Gran Canaria. El partido bajaba de marcha, ambos conjuntos erraban en sus tiros, aunque los madridistas continuaban con su dominio en el parcial y en el encuentro. La ventaja se establecía en 16 puntos, con 59-43 en el marcador a falta de un minuto del tercer período. Dicho período finalizaba con un resultado de 62-49 para los madridistas.

Era Felipe Reyes el encargado de anotar la primera cesta del último período. Los locales, una vez y se habían puesto arriba en el encuentro, no cesaron ni un instante, y eso se vio reflejado en el resultado, el cual no cesaba de cambiar pero en el caso de ambos conjuntos, lo dificultaba aun más la posible remontada de los canarios. Al final, los de Laso vencían por 88-70 después de remontar un inicio que se les ponía cuesta arriba.

Los de Gran Canaria tendrán una segunda oportunidad de vencer el próximo martes en territorio blanco, mientras que los madridistas buscarán esa segunda victoria con la que abrir una brecha en la eliminatoria.

 

Share