El Real Madrid y el Iberostar se enfrentaban en la tercera jornada de la Liga Endesa, y los blancos se impusieron por 112-89. Después de apalizar el jueves al Estrella Roja en la Euroliga, hoy el equipo tinerfeño sufrió el buen momento del equipo de Pablo Laso. El equipo de la capital anotó en todos los cuartos más de 25 puntos, dejando claro que han pasado atrás ese pequeño bache del inicio de temporada. Varios jugadores del Madrid superaron la decena de puntos, Rudy, Carroll, Thompkins, Willy y Felipe Reyes, este último acabó con 21 siendo el máximo encestador.

Claves del partido

  • Ritmo alto: El Real Madrid puso desde el principio de partido un ritmo anotador bastante alto, el Iberostar a veces daba la sensación de poder aguantarlo, pero fue una mera ilusión.
  • Una marcha más: El Madrid fue superior en casi todo el partido. Cuando los visitantes daban la sensación de que podían hacer algo, los de Laso imprimían una velocidad más a su juego y aumentaban la brecha.
  • Todos aportan: Se volvió a ver una vez más que casi todos los jugadores del equipo aportan bastante, aunque Felipe fue el que más destacó con 21 puntos.
  • Acierto: El Madrid estuvo muy entonado de cara al aro, por encima del 50% en triples y casi un 70% desde dentro de la zona.
  • Juego vistoso: El equipo blanco parecía estar tocado por una varita mágica y dejó varias jugadas espectaculares para que los aficionados pudieran disfrutar de su equipo en totalidad.

Tras un inicio de partido bastante igualado, 8-8, el Madrid conseguía las primeras ventajas con un parcial de 8-0 en menos de un minuto. El resto del cuarto los blancos siguieron manteniendo la ventaja gracias a un juego ofensivo vistoso y eficaz, aunque con alguna laguna defensiva, finalmente 26-18 al termino del primer cuarto.

Los tinerfeños empezaban el segundo cuarto con un parcial de 9-2 – primera canasta de Taylor con la elástica blanca- pero la conexión Sergio Rodríguez-Felipe volvía a alejar al Iberostar, poniendo una máxima de +14 cuando quedaban tres minutos. Ventaja que se mantuvo hasta el final de la primera parte, 54-40.

Tras el descanso, los dos equipos salieron muy enchufados, aunque el Madrid algo más acertado de cara al aro, y tres triples casi consecutivos de Carroll, elevaban la diferencia a los 23 puntos. El equipo visitante intentó reaccionar y se colocó a quince puntos, pero los blancos volvieron a meter una marcha más y con transiciones rápidas volvían a colocarse por encima de los 20 puntos. El equipo de Laso se iría al último cuarto con un marcador muy favorable, 83-63.

Los últimos diez minutos sirvieron para que el Madrid se siguiera gustando ante su público y aumentando cada vez más las diferencias.

Share

Sobre El Autor