El Real Madrid, a lo largo de los años, se ha distinguido por ser un club que le gusta tener a los mejores jugadores del mundo a cualquier precio. Y pese a que cada año llegan y llegan estrellas de talla mundial, La Fábrica, a veces despreciada sin razón, sigue funcionando como una de las mejores canteras del mundo.
El proyecto que tiene el equipo madridista de cara al futuro es, sin duda, uno de los más interesantes en el panorama mundial. Una mezcla entre fichajes de jugadores promesas y jugadores formados en la cantera, es la apuesta del club para conquistar el globo futbolístico en el futuro próximo.
A continuación te presentamos los mejores prospectos Sub25 (1990 para abajo) que tiene el Real Madrid.
Sin irse lejos, en el primer equipo hay hasta 14 jugadores menores de 25 años.

Primer equipo

Toni Kroos (1990): el alemán llegó al conjunto merengue tras ser campeón del mundo. Y solamente un año después, ya es un titular indiscutible y pilar fundamental en la medular blanca. Se adaptó al rol más ofensivo que le impuso Ancelotti y lo hizo con grandes actuaciones.

Nacho Fernández (1990): el canterano llegó a La Fábrica con 11 años y poco a poco fue escalando peldaños hasta ser pieza clave en el Castilla que logró el ascenso a Segunda en la temporada 2011/12. Desde su ascenso al primer equipo ha jugado ya más de 30 partidos en Liga y pese a no contar con los minutos esperados, se le reconoce como polivalente: es un gran central, que puede cumplir de lateral por cualquiera de las dos bandas.

Danilo (1991): recién llego al equipo esta temporada proveniente del Porto; es internacional con Brasil y ha mostrado muchísimas buenas cosas en la lateral derecha, su olfato de gol, una de ellas.

Denis Cheryshev (1990): el ruso tuvo que salir para volver. Llegó con 12 años al club y después de dos temporadas y media en el Castilla, se marchó cedido; primero al Sevilla, donde una lesión mermó su temporada y después al Villarreal, donde se acentúo incluso como titular en varios partidos. Jugó 26 partidos en liga, anotó cuatro goles y dio ocho asistencias, cifra que le valió para entrar al Top5 de máximos asistidores de La Liga.

Lucas Vázquez (1991): ingresó en La Fábrica en el verano del 2007 y tras varios años escalando equipos, llegó al Castilla, donde ascendió en la temporada 2011/12. Las siguientes dos temporadas las jugó también en el filial pero en la Segunda División y pese a descender en la 2013/14, sus estupendas actuaciones le valieron para llamar la atención de varios equipos de Primera. El Espanyol lo fichó, pero el Real Madrid se reservó opción de recompra. Con 23 años debutó en La Liga y jugó 33 partidos (30 de titular), siendo una de las revelaciones de la temporada.

James Rodríguez (1991): el colombiano sorprendió a propios y extraños en el Mundial de Brasil 2014. Tal fue el impactó del latino que el Real Madrid pagó cerca de 80 millones de euros por él. El fichaje fue criticado sobre todo por el precio, pero partido a partido, James demostró que está para grandes cosas en el equipo.

Fernando Pacheco (1992): parte de la talentosa camada del ’92 de La Fábrica. Llegó en 2006 al club, con 14 años y debutó en el Castilla con 20 años en la temporada 2012/13. Para muchos, es considerado como el mejor prospecto en la portería canterana desde hace mucho tiempo. Pacheco no ha debutado en Liga, pero ya lo ha podido hacer en Copa. Es un portero con el potencial suficiente para destacar en Primera División.

Francisco Alarcón, ‘Isco’ (1992): arribó al Madrid en 2013 después de su paso por Valencia y Málaga. Un auténtico mago en el campo, al cual, Ancelotti logró reconvertirlo en un interior con amplio recorrido sobre el campo. Su evolución la temporada pasada fue simplemente increíble y demostró que se quiere hacer un hueco por mucho tiempo en la entidad madridista.

Dani Carvajal (1992): otra perla de la camada del ’92. A falta de oportunidades con José Mourinho, pese a todas las críticas, se marchó a la Bundesliga para jugar en el Bayer Lerverkusen. Pasó de jugar en la Segunda B a jugar en la Bundesliga. Y de qué forma. Jugó 32 partidos en su temporada debut (31 de titular) y fue considerado como el segundo mejor lateral de la Liga, logro que convenció al Real Madrid para recomprarlo solamente un año después de haber partido.

Casemiro (1992): en el Castilla fue un fracaso, nadie comprendía como el brasileño había llegado al Madrid, sin embargo, la temporada 2013/14 fue diferente. Casemiro mostró que lo que había hecho en el Castilla no era más que una mala época, en la que llegó sin hacer pretemporada en enero. Se marchó cedido al Porto y su excelente temporada en el equipo luso, valió para que Rafa Benítez decidiera contar con él para su primera temporada en el equipo merengue.

Jesé Rodríguez (1993): a los 14 años, el Real Madrid lo incorporó a sus filas. Debutó a los 17 años en el Castilla y tras ser titular en la mayoría de partidos de la temproada del ascenso con Toril, fue una de las piezas claves para mantener al equipo en Segunda a la siguiente temporada. Incluso, rompió el récord impuesto por Emilio Butragueño de 21 goles en la división de plata. Su gran temporada llamó la atención de todos y alternó participaciones con el primer equipo ese mismo año. Cuando mejor estaba jugando, una lesión en el partido contra el Schalke en la Champions League, lo dejó fuera por más de medio año. Le ha costado regresar y su desempeño bajó considerablemente, pero tiene la calidad suficiente para retornar al buen nivel que había mostrado.

Lucas Silva (1993): tras una gran temporada con el Cruzeiro en el Brasileirao, el Madrid lo fichó por 15 millones de euros. Llegó en enero del 2015 y jugó algunos partidos con Ancelotti donde no desentonó ni un poco. Para esta temporada, se espera que se marche cedido por la cantidad de jugadores extracomunitarios y la competencia que tiene el brasileño en su puesto.

Raphael Varane (1993): el francés está llamado a ser el mejor central del mundo. Su calidad a su corta edad deslumbró a todo Europa. Con 22 años, ya tiene más de 120 partidos con el Real Madrid y su contrato lo vincula al Madrid por lo menos hasta 2020.

Marco Asensio (1996): la perla española enamoró a más de uno en el reciente Sub19 que ganó con la selección. Es un jugador con gran visión y excelente toque; la rompió con el Mallorca en Segunda y para esta temporada se espera que se vaya cedido a otro club de primera donde tenga menos competencia que en el Madrid para tener los minutos necesarios para seguir creciendo.

Real Madrid Castilla

Alfonso Herrero (1994): llegó siendo un benjamín, en 2003. Es un portero que no destaca por su altura, precisamente. Muy bueno reflejos y completo, tiene todo para destacar en Primera División en un futuro.
Alex Craninx (1995): 1.95 metros de pura calidad. Internacional belga en categorías inferiores. Aterrizó en La Fábrica en 2011 y este mismo verano renovó contrato. No se descarta una cesión para esta temporada, ya que muchos equipos, sobre todo de Inglaterra, se han mostrado fuertemente interesados en el guardameta español.

Alex Craninx (1995): 1.95 metros de pura calidad. Internacional belga en categorías inferiores. Aterrizó en La Fábrica en 2011 y este mismo verano renovó contrato. No se descarta una cesión para esta temporada, ya que muchos equipos, sobre todo de Inglaterra, se han mostrado fuertemente interesados en el guardameta español.

Fran Rodríguez (1995): ya debutó con el Castilla la pasada campaña, donde no tuvo muchas oportunidades por la llegada del uruguayo Guille Varela, pero Fran mostró su capacidad en el lateral cuando jugó la Youth League hace dos temporadas. Bueno en defensa, mejor en ataque y un tiro a gol digno de mediapunta. Su progresión puede ser frenada por la juventud que tiene el primer equipo en su posición, pero sin duda será una apuesta interesante para el futuro.

Abner (1996): desde Coritiba, arribó a la capital española la temporada pasada, llamado a ser el lateral izquierdo titular del Real Madrid Castilla. Sin embargo, una lesión en el ligamento cruzado de su rodilla izquierda, lo privó de jugar toda la temporada. Aún con molestias, había sido citado a la pretemporada con Rafa Benítez, pero finalmente no viajó por lo mismo. Apenas se le pudo ver en dos partidos con el filial, pero Abner es una posible apuesta para el futuro.

Jaime Sánchez (1995): brincó del Juvenil A al Castilla de Zidane, apenas con siete partidos jugados en el C. En su temporada debut salió de titular en 15 ocasiones y estuvo cerca de debutar en Copa. Jaime es un buen central, con grandes posibilidades de debutar con el Real Madrid en un futuro cercano.

Aleix Febas (1996): excelente toque y mucha visión de juego. Un jugador adelantado a sus compañeros. Tiene muchísima competencia dentro de la cantera blanca, pero sin duda es uno de los llamados a brillar en la élite futbolística.

Fran Pérez Ganfornina (1996): puede jugar en cualquier posición de ataque, tiene buen disparo y buen juego aéreo. Pese a la dura competencia que tiene para la próxima campaña en el Castilla, se espera que Fran se quede en el club y siga su proceso en la cantera.

Javi Muñoz (1995): el centrocampista de Parla llegó con 11 años al club y la temporada pasada pudo debutar con el primer equipo en un partido de Copa, donde incluso estuvo cerca de anotar. Tiene mucha calidad técnica y un gran último pase. Javi ya hizo lo más difícil, ahora le toca seguir su progresión para ganarse un lugar en la élite.

Lucas Torró (1994): el mediocentro llegó desde el Alcoyano en 2012. Ganó la Copa del Rey Juvenil en su primer año y ascendió al Castilla en Segunda, donde jugó 18 partidos. El equipo decendió y gracias a las bajas, se ganó la titularidad, donde mostró muchas de las cosas que puede hacer. Es un centrocampista férreo, con buen posicionamiento y de corte defensivo.

Álvaro Jiménez (1995): tras jugar en el Córdoba por siete años, recaló en Madrid para quedarse. Con 19 años ascendió al Castilla la temporada pasada; deslumbró con sus excelentes desbordes y velocidad. Jugó 28 partidos (24 de titular) y anotó ocho goles. No se le ha dado la oportunidad con el primer equipo y la calidad de la plantilla puede que merme un poco su progresión, pero Álvaro ha demostrado ser material para Primera División en un futuro.

Cristian Cedrés (1996): debutó la temporada pasada en el Castilla tras haber sido un habitual en el once del Juvenil A. Se ganó su ascenso al Castilla a pulso y esta temporada a las órdenes de Zidane, buscará continuar de la mejor manera posible su evolución.

Marcos Llorente (1995): hijo de Paco Llorente, sobrino nieto de Paco Gento y nieto de Ramón Grosso. ¿Presión?, ¿dónde? Marcos proviene de una familia llena de madridismo y con la misma calidad de sus familiares, se busca hacer un hueco en la historia del club. Deslumbró a Ancelotti, quien casi lo debuta en el primer equipo la temporada pasada y ahora está encantando a Rafa Benítez, quien se lo llevó a la pretemporada con la primera plantilla. Llorente es un contención bastante habilidoso y con gran idea de cara al ataque. Tiene absolutamente todo para consagrarse.

Martín Ødegaard (1998): después de que media Europa lo buscara, finalmente se decantó por el Real Madrid y llegó en enero del presente año y con 16 añitos, hizo su debut en el Real Madrid Castilla bajo las órdenes de Zidane. Tras 11 partidos, anotó un gol y pudo debutar en el primer equipo en el último partido de Liga, convirtiéndose en el jugador más joven de la historia del Real Madrid en jugar oficialmente.
José Carlos Lazo (1996): una de las sorpresas de la temporada. Maneja ambas piernas y tiene un gran disparo lejano. El interior izquierdo que llegó en 2012 al Real Madrid, pasó por todas las categorías juveniles y esta temporada subirá al Castilla. Rafa Benítez lo contempló para la pretemporada y está a la espera de debutar este mismo año futbolístico.

José Carlos Lazo (1996): una de las sorpresas de la temporada. Maneja ambas piernas y tiene un gran disparo lejano. El interior izquierdo que llegó en 2012 al Real Madrid, pasó por todas las categorías juveniles y esta temporada subirá al Castilla. Rafa Benítez lo contempló para la pretemporada y está a la espera de debutar este mismo año futbolístico.

Raúl de Tomás (1994): el delantero llegó con 10 años al club y logró su sueño la temporada pasada al debutar en Copa. Ha ido remando por todas las categorías de la cantera hasta llegar al Castilla, donde debutó con 18 años. Ha jugado 62 partidos y ha marcado 14 goles, es un killer que se diferencia por su movilidad y capacidad de desbordar.

Borja Mayoral (1997): se saltó el Juvenil B y se salió en el A. Reciente, campeón de Europa Sub19 (y Pichichi del cértamen). Está llamado a ser el ariete principal del Castilla para esta campaña. Marcó 57 goles en 56 partidos en el año futbolístico y además hizo su debut con el Castilla.

Cedidos o con opción de recompra

Jorge Franco, ‘Burgui’ (1993): primero la rompió con el C en Segunda B y pese a que muchos no le consideraban listo para dar el salto al primer filial, lo hizo muy bien en Segunda, pese al descenso del equipo. Jugño 36 partidos (23 de titular) y anotó seis goles. La pasada temporada fue un indiscutible para Zidane y sus grandes actuaciones le valieron para que varios equipos de Primera preguntaran por él. Finalmente el Espanyol fue el que se llevó la cesión del habilidoso mediapunta.

Álvaro Medrán (1994): la pasada temporada fue parte de la primer plantilla con la lesión de Modric y, lamentablemente, él sufrió el mismo destino. La fractura de peroné que sufrió lo alejó de los campos varios meses, pero los detalles que dejó tanto en el Castilla como con el primer equipo, bastaron para que lo pelearán varios equipos de la Liga. Se marchó al Getafe en cesión por un año.

Diego Llorente (1993): llegó a los 12 años y tras escalar categorías, en la 2012/13, siendo jugador del C, debutó con el primer equipo. Fue titular en el Castilla en la Segunda y al siguiente año en Segunda B. Su carácter de guerrero, su juego aéreo y polivalencia (es otro Nacho: central, principalmente y lateral por cualquier banda), fueron las características que llamaron la atención de Paco Jémez, quien lo pidió para el Rayo Vallecano. Está cedido por un año.

Federico Valverde (1998): por cinco millones de euros, el Real Madrid se hizo con la joven perla de Uruguay. Valverde es jugador del Peñarol y está cedido en dicho equipo hasta 2016 (cuando ya tenga 18 años). Es un mediocentro muy habilidoso, muy inteligente a la hora de decidir qué hacer con el balón. En el Sudamericano Sub17 de este año, enamoró a más de uno con su calidad. Fede es uno de los grandes prospectos sudamericanos que hay.

Álvaro Morata (1992): otro de la gran camada del ’92. a falta de minutos en Madrid le hizo irse a la Juve y vaya que fue un acierto acierto. Recientemente se proclamó subcampeón de la UEFA Champions League. Marcó dos goles en semifinales que sirvieron para eliminar al equipo que lo crío y también anotó en la final contra el Barcelona. Morata sorprendió en la Serie A, al grado de ganarle la titularidad a Fernando Llorente. Anotó ocho goles en 28 partidos de Liga. El español también debutó ya en la absoluta de España y el Real Madrid tiene cláusula de recompra (alrededor de 35 millones) por otro año más.

No hay espacio para tantos

En este conteo estamos excluyendo algunos jugadores como Álex Fernández (1992. Espanyol; cláusula de recompra por los próximos dos años a 4MDE), Pablo Sarabia (1992. Getafe; derecho de tanteo) o José Ángel Pozo (1996. Manchester City; derecho de tanteo), quienes todavía no han explotado futbolísticamente, o por lo menos en la cantera mostraron habilidades superiores a la mayoría.

Otros como Isma Cerro (1995. Racing de Santander; cedido un año), Omar Mascarell (1993. Estuvo cedido en el Derby County y se buscará acomodo este año) y José Rodríguez (1994. Estuvo cedido en el Derby County y se buscará acomodo este año), que tienen una gran oportunidad para brillar esta temporada y valorar si pudieran regresar al Madrid.

En el caso de Luca Zidane (1998), Miguel Garci (1997), Mink Peeters (1998), Óscar Rodríguez (1998), Manu Hernando (1998), por mencionar algunos, ya habrá tiempo de ver sus respectivas evoluciones, pues tienen edad juvenil todavía.

Un posible once

Es ilógico pensar que si quiera la mayoría de estos jugadores estarán en el Real Madrid en cinco años, pero si hacemos un once, hipotético, con estos jugadores, se pueden sacar muchísimas variantes, muchísimas formaciones y demás. Los jugadores en letras más grande, no son, sin más, los que han destacado ya en alguna primera división. En el caso de Abner, es el único lateral izquierdo y en el caso de Pacheco, tampoco tiene mucha competencia aún.

RM2020

¿Cuál sería tu once con estos jugadores? Mándalo en un tuit a @MadridSports_.

Share

Sobre El Autor