El Real Madrid Castilla se impone 5 a 1 al Ebro en el primer partido de temporada

El mal estado del césped y el viento que soplaba en Valdebebas no impidieron que Rafa Benitez y los más de mil madridistas que se concentraban en el Estadio Alfredo Di Stéfano vieran la lección de fútbol que los mirlos de Zidane daban al Ebro.

El primer filial blanco dominó el partido desde el minuto uno. El primer gol, golazo mejor dicho de falta de Fran levantaba a la grada madridista de sus asientos. El Real Madrid Castilla se adelantaba muy pronto e iba en busca del segundo, el Ebro no era capaz de llegar a la portería de Carlos Abad. El primer acercamiento del Ebro acabo en gol debido a un error de la defensa blanca. el cual,  aprovecho Edu García que no perdono.

Maureta dejaba a su equipo con 10 en el minuto 19 de la primera parte después de autoexpulsarse salvando un gol con la mano. Odegaard fallaba el penalti y Enzo marcaba en el rechace. A partir de éste momento el Castilla empezó a brillar tanto individualmente como colectivamente. En el 36 Mayoral hacia el tercero y el primero en su cuenta particular

El filial blanco tocaba y tocaba de un lado a otro del campo, teniendo todos los jugadores menos Carlos Abad en el portero.

La segunda parte comenzaba como la primera, en el minuto 46 Álvaro hace una gran jugada y Borja Mayoral solo tiene que empujarla. Enzo imitaba a su padre y cambiaba los pitos del año pasado por aplausos. Javi Muñoz  fallaba el quinto solo, minutos después el Ebro cometía el segundo penalti de la tarde. Narváez anotaba el quinto y definitivo de la noche.

El juego del Real Madrid Castilla ha mejorado notablemente respecto a la temporada pasada. Enzo, Álvaro y Mayoral lideran este Castilla en el que solo falta que Odegaard se suelte más y empiece a mostrar su juego. Zidane ha conseguido con un equipo lleno de cambios volver a ilusionar a los madridistas que creen que el ascenso este año si es posible.

 

Share

Sobre El Autor