El Real Madrid se proclamó campeón de LaLiga Santander el pasado domingo tras ganar al Málaga 0-2 en La Rosaleda y, posteriormente, acudieron a La Cibeles para celebrar el título con toda la afición madridista. En la fuente madrileña, varios jugadores del equipo blanco se acordaron de Gerard Piqué y del Atlético de Madrid y eso desató la ira del sector antimadridista que tanto busca las cosquillas a los jugadores de Zinedine Zidane.

 

Las quejas sobre aquellos cánticos no han tardado en llegar y los calificativos negativos a la plantilla blanca han surgido como la espuma aunque parece ser que no se acuerdan de lo que ellos han cantado cosas similares durante esta temporada y otras anteriores. El Atlético de Madrid dedicó una canción muy especial al Real Madrid esa misma tarde en el Vicente Calderón que decía “madridista el que no bote” y Antoine Griezmann comenzó a saltar apoyando las palabras de la hinchada. Además, el equipo rojiblanco fue el que inició el ya conocido “quien manda en la capital” y otro jugador suyo, Thibaut Courtois (actualmente en el Chelsea) provocó al madridismo con el “y a los madridistas que les den por el culo”.

En el lado opuesto está el Barcelona y su queridisimo Gerard Piqué, que se ha dedicado durante toda la temporada a increpar al Real Madrid en lugar de jugar al fútbol que es para lo que le pagan. El defensa catalán ha llamado ladrón al Real Madrid, ha hablado de influencias en el palco del Santiago Bernabéu y ha publicado en redes sociales numerosos mensajes de ataque a su eterno rival, pero no todo queda ahí ya que, en temporadas pasadas, Piqué ha dedicado cánticos como “madridista el que no bote” o “Kevin Roldán, contigo empezó todo” (por la fiesta del Real Madrid en la que participó el conocido cantante).

 

Asimismo, dentro del marco culé destacan las declaraciones del expresidente Joan Gaspart que siempre ha asegurado que es antimadridista. El actual directivo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) se mojó hace tiempo sobre el equipo blanco, al que dijo que no perdonará nunca. No hace falta destacar que forma parte de la RFEF y esas palabras no deberían estar permitidas. Además, este año ha amenazado al cuadro madrileño con motivo de la sede de la final de la Copa del Rey (“Que el Madrid tenga narices de decir que la final no se juega en el Bernabéu”).

 

Estas son solo unas pocas muestras de todo lo que el antimadridismo ha provocado al Real Madrid y que nadie ha denunciado. Desde el “Madrid, cabrón, saluda al campeón” de Samuel Eto’o, se han vertido infinidad de faltas de respeto no condenadas y que son consideradas acciones propias de una celebración o un simple juego de intercambio de comentarios. Eso si, cuando han sido los vigentes campeones de Liga los que han cantado algo se han levantado pidiendo explicaciones como si de un acto imperdonable se tratase.

 

Yo no soy partidario de que los equipos se acuerden de rivales durante las celebraciones pero hay que tratar a todos los clubes por igual, ya que si uno decide hablar más de la cuenta tiene que saber que tarde o temprano le devolverán el cántico y tendrá que callarse.

 

¡HALA MADRID Y NADA MÁS!

Share

Sobre El Autor