Siguiendo la hoja de ruta de los ultimos años del Real Madrid, marcada por las malas actuaciones en la Supercopa de España pero seguidas de grandes partidos en el campeonato nacional, el partido de hoy frente al MoraBanc Andorra mostraría la mejor cara del Madrid. El MoraBanc, equipo que se le atragantó al conjunto blanco el año pasado, venía a la capital con un equipo casi totalmente renovado tras la desmantelación sufrida este verano tras las grandes actuaciones de sus jugadores. Por el otro lado, el Real Madrid daba comienzo a la nueva temporada con un arsenal de nuevos y grandes jugadores como Kuzmic o Causeur, y otros que volvían a la casa blanca como Yusta y Campazzo.

El partido arrancó con un Real Madrid muy activo, llegando a conseguir un primer parcial de 8-0 donde Causeur consiguió todos esos puntos en apenas 3 minutos. Esta desventaja les iba a pesar a los jugadores del conjunto andorrano ya que a lo largo de los dos primero cuartos no consiguió disminuir la ventaja, que oscialba entorno a los 10 y 15 puntos. Por su parte el Madrid parecía más solido, mucho mas regular. Jugaron como un equipo, dejando atrás las individualidades como se puede comprobar al observar que 10 de los 11 jugadores que estuvieron en cancha anotaron al menos una canasta. Bajo el aro, tanto Ayón, Thompkins y Randolph estaban jugando de manera espléndida tanto en ataque como en defensa, y consiguiendo multitud de rebotes ofensivos. Con todo esto, el partido llegó al ecuador con una marcador favorable al Madrid de 50-35.

Tras la vuelta de los jugadores a la cancha, pareció que la charla de Peñarroya a sus jugadores hizo efecto ya que m disminuir la desventaja a tan sólo 1 punto a falta de 3 min para el final del 3° cuarto. Los fantasmas de la Supercopa volvían a aparecer, las jugadas no salían, al contrario que en el MoraBanc donde conseguían sacar puntos en cada una de las jugadas de ataque. El partido llegaria con 63-60 al ultimo cuarto, donde se decidiría todo. Sin embargo, este último cuarto estuvo marcado por la predominacia del conjunto blanco. Uno de los grandes artífices de la victoria fue Causeur, que ademas de ser el maximo anotador, pudimos ver lo gran defensor y lo polivalente que es. Una de las causas de la derrota del conjutno andorrano fue la falta de tiro exterior. Una y otra vez intentaban colocar el balón debajo del aro, pero no conseguian nada debido ql gran trabajo de jugadores como Kuzmic que hizo un gran final de partido. Finalmente el encuentro acabó con un 94-88 final, permitiéndole conseguir la primera victoria al Real Madrid en Liga Endesa y darles un chute de confianza a los jugadores.

 

Share