El Real Madrid Castilla visitaba al Toledo, en el estadio Salto del Caballo buscando un buen resultado que le permitiera sumar, el arbitro lo impidió. 

El Real Madrid Castilla visitaba al Toledo, rival directo para lograr su objetivo esta temporada: subir a Segunda División. El conjunto blanco tenía dos bajas importantes: Lienhart y Odegaard, convocados con sus respectivas selecciones. El conjunto entrenado por Santiago Solari no se podía permitir fallar otra vez, necesitaba puntuar para no desengancharse de los puestos de arriba.

El Toledo comenzaba muy bien el partido, los primeros minutos del encuentro fueron exclusivamente de dominio suyo, llegando con demasiada facilidad al área del Real Madrid Castilla. Según iban pasando los minutos el juego se iba equilibrando y el Castilla comenzaba a tener oportunidades, aunque muy pocas.

Nada más comenzar la segunda mitad el Toledo marcaba el primer y único tanto del partido.  Javi Gómez disparó y nada pudo hacer Carlos Abad. A partir de gol, el Castilla se vino arriba, mereció el empate, es más, mereció la victoria. El árbitro no pito dos penaltis muy claros al conjunto blanco, esto condicionó el resultado. No es la primera vez en lo que va de temporada que perjudican los árbitros al Real Madrid Castilla. Pese a esto, el Real Madrid Castilla lo intentó hasta el último segundo pero no pudo sacar ni un punto del Salto del Caballo y ya encadena tres partidos sin conocer la victoria.

Share

Sobre El Autor