El Real Madrid Castilla recibía en la decimotercera jornada al Sestao River, con necesidad de sumar ambos equipos.

El conjunto blanco es fuerte en casa, muy pocos equipos han conseguido arañar algún punto del Di Stéfano. El Castilla no destaca por un gran juego, las últimas victorias las ha conseguido por la mínima. El Castilla necesitaba sumar para no desengancharse de los puestos de arriba y ante el Sestao, tenía una gran oportunidad.

Nada más empezar el partido, Nikos fallaba un mano a mano con Galder, ésta sería la ocasión más clara del primer tiempo. El Sestao cuando no tenía balón presionaba muy arriba la salida del balón del Castilla y subía la linea defensiva hasta la línea del centro del campo.  Todo el juego se disputaba en el centro del campo, muy trabado por parte de los dos equipos. Ninguno de los equipos era capaz de llegar al área rival. El Castilla, se aproximaba en contras, pero eran jugadas individuales que no creaban nada de peligro.

En el minuto 24, el árbitro le perdonaba la segunda tarjeta amarilla a Etxaburu, que debió ser expulsado. No tuvieron una buena tarde los colegiados, ya que perjudicaron en más de una ocasión al equipo local pitando fuera de juegos inexistentes.

En la segunda parte, todo se puso de cara para el conjunto blanco. En la primera jugada, los de Solari se adelantaban en el marcador con un gol de Sergio Díaz. El conjunto blanco domino toda la segunda parte, Carlos Abad no tuvo que intervenir salvo en contadas ocasiones. Odegaard, en el 73 tras un buen pase de Enzo ponía el dos a cero definitivo en el marcador. La mala noticia, fue la lesión de Abner que se tuvo que retirar por su propio pie.

El Real Madrid Castilla es sexto a cuatro puntos del líder, el Albacete.

Share

Sobre El Autor