(CojedesDigital)

(As)

El Real Madrid  recibía este domingo, con  motivo de la décimo sexta jornada de la liga Endesa, al octavo clasificado, el MoraBanc Andorra. Este último consiguió forzar la prórroga donde el Real Madrid fue claramente superior,  con un gran Llull.

El Madrid, desde el primer minuto del  encuentro no logró mantener el ritmo de juego que el Andorra le obligaba. El equipo blanco no lograba conseguir buenas selecciones de tiros debido a la intensa defensa que el conjunto andorreño realizó. Parecía que el equipo local volvía revivir el fantasma de las pasadas navidades,  con grandes imprecisiones en los tiros y en los pases, llegando a perder 7 balones y establecer un 1/14 en triples, a lo largo de los dos primeros cuartos.

El conjunto de Peñarroya, consiguió parar al protagonista del anterior encuentro del Madrid, Sergio Llull, con una defensa de Albicy muy física, rozando en muchas ocasiones la falta. Todo ello provocó que el Madrid fuera perdiendo 33-44 al final de la primera parte del partido.

Tras el descanso, pareció que la charla de Pablo Laso en el vestuario tuvo sus frutos ya que el Madrid logró volver a entrar en el partido. Pero a pesar de ello siguió yendo por detrás en el marcador durante todo el cuarto. Una de las claves de que estuviera pasando fue la total anulación que el Andorra hizo sobre Llull. Lo más destacable del conjunto blanco fue la actuación de Rudy Fernández que logró 8 puntos en 5 minutos.

En partido llegó a sus minutos finales con un ligera diferencia a favor del Andorra. Fue aquí, cuando Doncic entro de nuevo al campo cuando el equipo visitante tuvo que flotar más en la defensa a Llull. Sin embargo el hombre que cambió la sintonía del juego del Madrid a través de sus tiros exteriores y complisadas penetraciones fue Rudy Fernández que logró acabar con 13 valoración,  15 puntos, 2 rebotes y 4 asistencias. Sin embargo el Andorra no se vino abajo y consiguió lograr la canasta que llevaría el partido a la prórroga a través de una penetración de Albicy y poner el 79-79 en el marcador.

En la prórroga el Real Madrid fue el dueño del partido, llevando la iniciativa del partido. El equipo se creció, aumento la intensidad y la precisión,  y fue aquí donde definitivamnete Llull empezó a demostrar su efectividad en los minutos finales. El mallorquín acabó con un de w7 valoración,  23 puntos y 11 asistencias.

Finalmente el partido acabó con un 96-92 a favor del Madrid lo que le permite afianzarse en la primera plaza de la liga Endesa.

 

Share