El Real Madrid volvió a ganar en el Barclaycard Center al Valencia Basket en el segundo partido de semifinales entre ambos equipos, dejando a tan solo 1 victoria la final para el conjunto de Laso. El marcador final, 97-88, no refleja la igualdad que ha habido durante todo el encuentro. Los blancos se distanciaron del conjunto taronja durante los últimos 2 minutos, y evitaron un final de infarto en el Palacio.

El partido comenzaba con el Madrid mordiendo en defensa, y dejando sin ideas a los visitantes, que tan solo pudieron anotar 10 puntos en el primer cuarto. Pero en el segundo cuarto se cambiaron las tornas, y el Valencia rápidamente consiguió igualar el partido y dejar al Madrid sin ideas en ataque. El partido se convirtió en un intercambio de golpes entre ambos conjuntos, hasta que el Madrid puso una marcha más en los instantes finales y se llevó la segunda victoria de la eliminatoria.

Claves del partido

  • Partido muy físico: Ambos conjuntos plantearon un encuentro con mucho contacto y aguerrido. Rara era la jugada donde no había un golpe de más. Mucha tensión durante los 40 minutos.
  • Inicio desconcertante: El equipo visitante salió al partido sin tener las cosas muy claras, sobre todo en ataque. El parcial durante los primeros diez minutos fue de 19-10 favorable a los blancos.
  • Igualdad de fuerzas: No tardaron los valencianos en reaccionar e igualar el marcador, debido en buena parte al atasco que se produjo en el Madrid. A partir de ahí, ninguno de los dos equipos consiguió rentas lo suficientemente amplias para romper el partido.
  • Hoy el triple si fue una amenaza: A pesar de empezar con un 0/5 en triples, rememorando los fantasmas del otro día, los ché consiguieron serenarse y anotar 8 de los siguientes 10 intentos.
  • El rebote ofensivo: El Real Madrid dio muchas segundas, y terceras, oportunidades al Valencia Basket. En total llegaron a capturar 14 rebotes ofensivos.
  • Último cuarto espectacular: Los dos equipos nos brindaron unos increíbles diez minutos finales. Pero fue el conjunto blanco al que menos le tembló la muñeca durante los momentos más calientes del partido y les permitió llevarse la victoria.

 

Share

Sobre El Autor