Se repetían las semifinales del año pasado de la Liga Endesa entre Real Madrid y Valencia Basket, y el conjunto dirigido por Pablo Laso golpea primero en la eliminatoria, que se decidirá al mejor de cinco partidos. Los blancos basaron su victoria en un último cuarto arrollador que no encontró resistencia visitante.

A pesar del resultado final, los ché empezaban dominando el encuentro con un partido muy físico haciendo sentirse incómodo en ataque al Madrid. Pero mediados tres minutos del segundo cuarto, se les apagó la luz en la ofensiva y vieron como los blancos conseguían ponerse por delante(31-26) tras un parcial de 15-2. A la salida del descanso, el Valencia volvió a encontrarse consigo mismo y volvió incluso a ponerse por delante. Aunque una pequeña reacción local en los últimos minutos mantenía la ventaja en cinco puntos. Esto solo fue un anticipo de lo que se avecinaba. La tormenta perfecta. Los blancos arrasaron contra un equipo que lo único que hacía era ver como encajaban los golpes que el Madrid asestaba. El partido se cerró con un parcial de 35-10. Brutal.

Claves del partido

  • Baja anotación: Los tres primeros cuartos del partido se jugaron con un ritmo de anotación prácticamente desconocido para el Madrid. El marcador reflejaba un 47-42 pasados los primeros 30 minutos. Sin embargo, en el último cuarto arrasaron.
  • Muchas pérdidas: La defensa del Valencia Basket fue asfixiante durante todo el partido y cortaron muchas líneas de pase. Los blancos no cuidaron bien el balón y acabaron el partido con 14 pérdidas. El conjunto valenciano por su parte, tan solo cometió 3 pérdidas en la primera mitad, pero a partir de ahí tuvieron una losa difícil de superar y terminaron con 12.
  • Final del segundo cuarto: El equipo taronja había dominado los primeros trece minutos del partido pero entró en cortocircuito y en los últimos 7 minutos tan solo anotó 2 puntos (de tiro libre) y el Madrid que anotó 15 en ese periodo consiguió hacerse el dueño del partido.
  • Último cuarto: El Madrid salió en tromba a los últimos diez minutos y finiquitó el partido con un parcial de 20-3 que ponía muy de cara el partido.
  • Problemas en el triple: El gran problema del equipo valenciano fue su nulo acierto desde el perímetro. Al descanso se fueron con un 0/14 y acabaron con un sangrante 2/22.

 

 

 

Share

Sobre El Autor