El Real Madrid Castilla visitaba la Vieja Condomina para jugar la ida de los play off a segunda división contra el UCAM Murcia.

El Castilla empezaba tocando en el centro del campo pero sin pasar de él, tocaba y toca al igual que el UCAM. El filial blanco comenzaba golpeando primero, salía a la contra y Aleix Febas hacia el primero. Pero, poco le iba a durar la alegría al conjunto blanco; Tejero la perdía, no sería la primera ni última vez que perdería un balón, e Iván Aguilar empataba el partido.

El UCAM Murcia presionaba muy arriba al Castilla y esté no sabia superar está presión, cuando lo hacia conseguía crear peligro. El UCAM tenía algo muy claro: “o pasa balón o pasa jugador pero los dos a la vez no” y esa fue su máxima en todo el partido. Nada más y nada menos tres jugadores tuvieron que ser expulsados por parte del equipo murciano, pero el árbitro les consentía todo, lo máximo que sacaba era alguna amarilla aislada. Borja Mayoral aun se debe estar preguntando como ha tenido tanta suerte para salir ileso de tal batalla.

Nada más comenzar la segunda parte Carlos Abad salvaba a su equipo del 2-1. El Real Madrid Castilla estaba muy perdido, no era capaz de controlar el centro del campo, Borja Mayoral tenia que bajar constantemente para tocar balón ya que arriba no le llegaba ninguno. Martin Odegaard no es capaz de destacar en estos partidos, se apaga y no luce como la estrella que es. Tan solo dos minutos después de que Carlos Abad salvará a su equipo, otro error de Tejero mataba al Castilla. Álvaro Tejero la volvía a perder, su banda fue un autentico coladero durante todo el partido, cada vez que la tocaba la perdía, estaba inseguro y nervioso y eso se lo notaban los rivales. Iván Aguilar aprovechaba el error de Tejero y marcaba el 2-1 definitivo.

Era el momento de hacer cambios de mover al equipo para dar un aliento fresco e intentar dar la vuelta al marcador. Ramis no lo hizo, no hacia cambios y el filial blanco sufría golpes, sufría ataques y los minutos pasaban sin que el marcador cambiara. Por fin, hacía el entrenador blanco un cambio sacaba a Cedrés por el noruego Odegaard,pero era insuficiente. En el minuto 40 se le ocurría sacar a Enzo demasiado tarde y en el min 45, cuando quedaban 5 minutos de añadido, cuando el Real Madrid Castilla iba con todo arriba, Ramis quitaba a su delantero centro a Borja Mayoral para sacar a un jugador con muy pocos minutos como es Lucás Torro. Sin duda, Ramis no estuvo nada acertado con los cambios; los hizo tarde y mal.

Finalmente, el Real Madrid Castilla tendrá que remontar en casa, el lunes 30 a las 20:ooh si quiere subir en la primera eliminatoria. El Castilla jugará con 12 jugadores, porque su afición no le fallará.

 

Share