El Real Madrid logró su tan ansiado pase a los cuartos de final, después de imponerse con claridad al Khimki de Moscú. Las victorias, tanto de Barcelona y Brose Basket, lo hicieron posible. El equipo comandado por Pablo Laso volvió a demostrar que es el actual campeón de Europa, y que no va a ser nada fácil echarles de esta competición. Y realizaron uno de los mejores partidos del curso.

El partido comenzaba con un ritmo trepidante, con los dos equipos anotando desde todas las posiciones. El equipo ruso se apoyaba en Rice, que comandó a su equipo con 22 puntos en los primeros veinte minutos. Los blancos por su parte en el trío formado por Llull, Felipe y Carroll. Tras el descanso, el Madrid se puso a defender en serio y consiguieron secar tanto a Rice como al resto del equipo. Y el resto es historia ya conocida.

Claves del partido

  • Primer cuarto frenético: Los dos equipos nos brindaron un cuarto espectacular y de mucha anotación. Ambos se combinaron para anotar 61 puntos en los primeros 10 minutos.
  • Apretando en defensa: En el tercer cuarto, los de Laso secaron al Khimki en su producción ofensiva. En los primeros 8 minutos anotaron solo 4 puntos, y acabaron el cuarto con 9 puntos. El equipo cuando quiere, puede ser de los mejores de Europa en ese aspecto.
  • El Madrid de los grandes partidos:  Los blancos se jugaban su temporada europea en este partido y no defraudaron. Hicieron uno de esos partidos por los que fueron considerados como el mejor equipo de Europa.
  • ¡Jaycee Carroll!: Aunque todos los jugadores hicieron un gran partido la figura del escolta norteamericano volvió a brillar con luz propia. Toda una pesadilla para la defensa rusa.
  • Tyrece Rice diluido: Una de las peores pesadillas europeas del Real Madrid empezó siendo un quebradero de cabeza en los primeros quince minutos, donde anotó 22 puntos. En los siguientes 25 minutos tan solo anotó 2 tantos.

 

Share

Sobre El Autor