El Real Madrid consigue su segunda victoria del top 16 después de derrotar al Zalgiris de Kaunas en un partido donde nunca estuvo por detrás en el marcador. A pesar de eso, los blancos no consiguieron cerrar el partido hasta el último minuto de partido. Ahora al conjunto de la capital le esperan tres partidos seguidos más de Euroliga en casa, contra Barcelona, Olympiacos y Baskonia, en ese orden.

En el primer cuarto, el Madrid apretó en defensa y la conexión en ataque entre Sergio Rodríguez y Ayón ponían las primeras ventajas en el marcador, pero que se verían reducidas a nada tras un buen segundo cuarto de los visitantes que poco a poco iban recortando distancias. Tras el descanso, el Madrid consiguió volver a escaparse en el marcador gracias a una buena defensa que dejó a los lituanos en tan solo 11 puntos. Pero en los últimos diez minutos volverían a la carga, y nos dejaron unos minutos vibrantes de muy buen baloncesto los dos equipos, aunque el gato al agua se lo acabaría llevando, el Real Madrid.

Claves del partido

  • El juego interior: Tanto Gustavo Ayón como Felipe Reyes fueron los principales artífices de la victoria del equipo blanco. Los dos jugadores hicieron estragos en la zona enemiga. El mexicano acabó con 16 puntos y 15 rebotes y Felipe Reyes con 24 puntos y 6 capturas de balón.
  • Papel aceptado: El Zalgiris se sabía inferior al equipo blanco y nunca creyó realmente en la victoria. No apretó lo suficiente cuando peor se lo estaba haciendo pasar al Real Madrid y acabó pagándolo.
  • Nulo tercer cuarto: Los dos equipos no jugaron un gran baloncesto en el tercer periodo del partido. Aunque el Madrid logró secar a los lituanos dejándolos en tan solo 11 puntos, que le sirvió para llegar al último cuarto con una renta de 12 puntos.
  • Acierto pésimo: El conjunto de Pablo Laso falló más de lo que nos tiene acostumbrados, incluidos muchos tiros liberados.  Pero en buena parte fue contrarrestado por los numerosos rebotes ofensivos que daban segundas oportunidades, hasta 18 en total, solo dos menos que los cogidos en defensa por el equipo de Kaunas.
  • Vibrante último cuarto: Los últimos minutos del partido fueron espectaculares, el equipo visitante sacó la raza lituana y puso en aprietos a un Madrid que supo solventar muy bien la situación.

Share

Sobre El Autor